El uso de taxis para ir de fiesta ha aumentado «un 300%» entre los jóvenes del Bajo Aragón Histórico

Los taxistas coinciden en que el número de servicios nocturnos que realizan en verano ha aumentado en los últimos años.

IMG_20170928_165821-1024x768

Todos los años surge la misma pregunta entre los grupos de amigos cuando llegan las fiestas de verano. ‘¿Cómo vamos a los pueblos?’ La respuesta que cada vez parece darse con más frecuencia es ‘en taxi’. Esta opción de transporte nocturno cada vez está cogiendo más fuerza entre los jóvenes del Bajo Aragón Histórico, que deciden desplazarse mediante este servicio para poder consumir alcohol sin correr ningún riesgo en la carretera.

Los taxistas coinciden en que han notado un incremento notable de servicios este verano. «Ha aumentado un 300%», afirma Agustín Becerra, de Andorra. «Cada vez va a más, ahora no llegas a todo por la cantidad de servicios que se hacen», comenta Eliseo, también de la villa minera. Según indican los propios taxistas, el perfil estándar de los clientes es claro: grupos de amigos de entre 16 y 22 años que quieren disfrutar de una noche de fiesta y alcohol.

El precio del servicio depende de los kilómetros, y los jóvenes lo saben. «Los grupos de chicos intentan llenar el vehículo para que les salga más económico», explica Luis Agud, de Alcañiz. El precio por kilómetro oscila entre los 0,50 y 0,70 euros, con lo que, por ejemplo, un viaje ida y vuelta Alcañiz – Calanda cuesta en torno a 22 euros. «Hay trayectos que se convierten en dos o tres euros por persona, que es menos de lo que cuesta una consumición de fiesta», comenta Jorge, de Alcorisa.

Reivindicaciones para mejorar
Los taxistas observan aspectos negativos ante los que creen que se debería actuar. «Nos estamos quedando sin servicio de transporte, tanto de día como de noche. Hay un problema de horarios y servicios de taxis», comenta Jorge. Por su parte, Agustín cree que los taxistas deberían «unirse y ponerse de acuerdo» para mejorar el servicio en la zona. «El problema es que la ley del taxi es muy complicada y habría que hacer cosas ilegales», destaca.

No siempre hay alternativas 
La mayoría de ayuntamientos y asociaciones de interpeñas intentan poner su granito de arena para facilitar el transporte nocturno de los jóvenes, y para ello fletan buses a los pueblos cercanos que suelen llenarse.
La comarca del Matarraña era la única que disponía de un servicio de bus dedicado expresamente al transporte nocturno. Creado en 2008, ‘Lo Mussol’ transportaba jóvenes de 16 a 35 años por las distintas fiestas de la comarca. Sin embargo, este verano ha sido el primero en el que los matarrañenses no han podido escoger esta opción. Desde la comarca del Matarraña explican que el servicio se ha retirado porque con el paso de los años había perdido su finalidad. «El objetivo era evitar que la gente joven cogiera el coche, pero nos hemos dado cuenta de que solo lo usaban los menores de 18 años, y una vez tenían el carné se olvidaban del bus», destacan.

La Comarca

Últimas noticias