Ganemos Bilbao pide que la Ordenanza incluya servicio de taxi de puerta a puerta

El portavoz municipal de Ganemos Goazen Bilbao, Francisco Samir Lahdou, ha propuesto que la nueva Ordenanza del Taxi, que se debatirá en el pleno del próximo 28 de junio, contemple de manera explícita el servicio puerta a puerta.

Se trata de una de las enmiendas que ha presentado GGB a esta normativa tras reunirse con el colectivo de taxistas y después de que éste haya reclamado la inclusión del servicio puerta a puerta en la Ordenanza, para evitar que la Policía Municipal les pueda recriminar o incluso sancionar por dejar a la clientela en el lugar más próximo al que desea ir en vez de en la parada de taxi más cercana.

Lahdou considera que no especificar de manera clara esta asistencia va contra la esencia misma de este servicio público, porque las personas que acarreen bultos, tengan alguna discapacidad y todas ellas por seguridad, sobre todo en horario nocturno, necesitan que el taxi les traslade de un lugar concreto a otro, y no dejarles a 250 o 500 metros de distancia.

En la actualidad, en Bilbao hay 55 paradas de taxi, de las que distritos periféricos como Uribarri y txarkoaga/Txurdinaga tienen tres cada uno, mientras que, por ejemplo, Basurto/Zorrotza y Rekalde cuatro. Son distritos ha precisado Lahdou- que abarcan amplias y empinadas zonas, de modo que si no se presta puerta a puerta, el taxi pierde su esencia como servicio público cómodo y accesible.

En la misma línea, GGB también ha pedido que la nueva normativa incluya que, a petición de la clientela, el taxista espere a que ésta se introduzca en el portal para evitar riesgos a su integridad física.

Aunque se trata de medidas evidentes, lo cierto es que si no aparecen en la Ordenanza, la Guardia Urbana puede llamar la atención e incluso multar al colectivo de taxistas por pararse en un lugar no habilitado a tal efecto, motivo por el cual Ganemos quieren que se incluya en la normativa, ha apuntado Lahdou.

En otra de las enmiendas, la plataforma ciudadana plantea que para operar en Bilbao los VTC deben contar con una licencia municipal, como ocurre con el resto de autotaxis.

De esta forma, se hace respetar la reciente sentencia del Tribunal Supremo que limita las VTC en las ciudades a un ratio de una por cada 30 taxis.

Por último, GGB propone que, en caso de que usuarios produjeran daños o suciedad en el vehículo por causas injustificadas o intencionadas, los gastos o perjuicios que éstos acarreen serán abonados por ellos, pudiendo ser multados por la Policía Municipal.

Finanzas

Últimas noticias