El Ayuntamiento de Sevilla creará una app del taxi para competir con las VTC el año que viene

La Delegación de Movilidad licitará este año una plataforma tecnológica compartida por usuarios y taxistas

Existe unanimidad en el sector del taxi de Sevilla de que debe modernizarse tras la irrupción de plataformas VTC (Vehículos de Turismo con Conductor). Su actividad está en declive como consecuencia de la llegada al mercado de plataformas Cabify, cuyo hecho diferencial fundamental es su base tecnológica: una aplicación con geolocalización desde la que se pide un vehículo, informa en tiempo real sobre dónde está el coche al que se espera, cuánto tardará… Ni siquiera hay que llevar dinero porque se paga online.

Con semejantes competidores, los profesionales del taxi están interiorizando que deben renovarse. Los tres días de paro del sector del taxi del 30 de julio al 1 de agosto pretendían defender que la sola aplicación de las leyes actuales es suficiente garantía para evitar la entrada de Cabify. Además, según su visión, la convivencia es imposible.

Un estudio elaborado por el Ayuntamiento de Sevilla pone de manifiesto que las VTC y los nuevos servicios similares constituyen «un punto de inflexión». En el análisis de fortalezas del sector del taxi se han identificado «la superioridad numérica, la experiencia y profesionalidad de los taxistas sevillanos como cualidades a explotar». Además, el informe hace hincapié «en la necesidad que tiene el taxi sevillano de disponer, lo más pronto posible, de una aplicación pública que les permita competir con las plataformas emergentes».

Tras este estudio, el Consistorio hispalense pondrá en marcha una plataforma pública tecnológica del taxi «dirigida a los usuarios, a los taxistas y a los sistemas de gestión de la flota que permitiría una mayor coordinación, una mejora del servicio y una modernización de este medio de transporte público», según explicó el director general de Movilidad, José Lorenzo.

«Esta plataforma -indicó- evita realizar una simple copia del modelo ofrecido por las VTC, que redundaría en una aplicación uberizada que no respondería a las particularidades demandadas».

En estos momentos se están redactando los pliegos técnicos que definirán el proyecto, por lo que, según sus previsiones, la plataforma tecnológica podrá licitarse a finales de este año, de manera que pueda entrar en funcionamiento en el segundo semestre de 2019.

La plataforma desarrolla un sistema tecnológico que incorporauna aplicación dirigida al ciudadano y otra interna de uso para los propios taxistas. En ella se integrarán todos los elementos que conforman el servicio actual del taxi incorporando, además, nuevas prestaciones. Se plantea que estén conectados los luminosos que determinan la ocupación de los vehículos y los taxímetros.

Asimismo, se incorporará un nuevo módulo de localización por GPSpara conocer la posición y estado real de los vehículos, un botón del pánico y podría sumarse también un servicio que permita el pago previo a través de la aplicación.

Además, dispondrá de una versión web,que permitirá gestionar las peticiones de servicio desde cualquier ordenador de forma que se facilitaría la concertación del servicio vía telefónica que es en estos momentos el principal modo de contratación, así como los precios estimados de las carreras.

La plataforma permitirá al Ayuntamiento en todo momento conocer la oferta y la demanda existente en el servicio, a fin de poder dimensionar de forma adecuada los calendarios de los descansos, así como las zonas en las que se concentra una mayor demanda en las distintas franjas horarias.

Para el desarrollo de esta plataforma integral, Movilidad planteó en el Consejo del Taxi cuatro propuestas. De éstas se extrae como diseño más adecuado la actuación que conlleva un presupuesto de unos 900.000 euros y un plazo de ejecución de unos 14 meses.

ABC

Últimas noticias