Santa Cruz de Tenerife firma el rescate de 16 nuevas licencias de taxi

El Ayuntamiento eleva ya a 75 la cantidad retirada en el municipio desde 2017

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha suscrito el rescate de 16 nuevas licencias de taxi en el municipio chicharrero, después de que el servicio de fiscalización emitiese el informe de conformidad al expediente de resolución publicado el pasado 14 de junio, según indica el Consistorio en un comunicado.

El cuarto teniente de alcalde y concejal responsable del área de Servicios Públicos, el nacionalistaDámaso Arteaga, destaca que el Ayuntamiento de la capital, “en su afán por alcanzar la ratio de 732licencias de taxi acordada con el sector para el año 2019, eleva, con esta nueva iniciativa, hasta 75 los permisos retirados en el municipio desde el año 2017″.

Por cada permiso, los taxistas reciben 32.000 euros

El concejal nacionalista subraya, además, que para conseguir la meta propuesta “se ha aumentado el esfuerzo presupuestario del Consistorio chicharrero, pasando la ficha económica de 28.000 euros a los 32.000 euros actuales, que es la cantidad que abona el Ayuntamiento de Santa Cruz a cada propietario de las licencias de taxi por su rescate”.

“Desde el año 2013 ya se han retirado en Santa Cruz, bien a través de rescate o del procedimiento de revocación, un total de 293 licencias de taxi, lo que supone más de una cuarta parte de las que existían entonces. De cumplirse la hoja de ruta marcada por la Mesa del Taxi y el Consistorio capitalino, en el bienio 2018-2019 se rescatarán más de medio centenar de licencias más, hasta situarnos en 732 permisos, con un ajuste del 32% desde el comienzo del proceso”, manifiesta Dámaso Arteaga.

Los propietarios de las 16 licencias que serán rescatadas ahora por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del área municipal de Servicios Públicos, disponen del plazo de un mes para realizar todos los trámites necesarios que conlleva la necesaria extinción de las mismas.

Para ello, y según informa el concejal nacionalista Dámaso Arteaga, los beneficiarios deberán acreditar la entrega de la licencia correspondiente; la conclusión, en su caso, de las relaciones laborales con el personal asalariado; el desmontaje de los módulos referentes al taxi en el vehículo que había sido usado para tal fin; y también la baja o el paso a uso particular del turismo adscrito a la licencia municipal de taxi.

La Opinión de Tenerife

Últimas noticias