Uber y Cabify no podrán dejar ni recoger pasajeros dentro del recinto de la Feria de Málaga

El Ayuntamiento, que ya tenía vetado el acceso de VTC por los viales reservados al transporte público, tampoco habilitará zonas para la bajada de viajeros

feria-de-málaga

Los conductores de los vehículos de transporte con conductor (VTC), que operan a través de las plataformas digitales Uber y Cabify, se las tendrán que arreglar por su cuenta durante la Feria de Málaga para dejar y recoger a los clientes lo más cerca posible del real de Cortijo de Torres.

El Ayuntamiento de Málaga no sólo vetará a estos coches el acceso al real de Cortijo de Torres por el tramo reservado para el transporte público y residentes del Camino de San Rafael, sino que tampoco contempla habilitar ni en el Centro ni en el recinto ferial una zona de subida y bajada de usuarios que hayan precontratado el servicio a través de las distintas aplicaciones.

De esta forma, las VTC recibirán el mismo tratamiento que un vehículo particular, por lo que se verán afectadas por las mismas restricciones al tráfico que cada día se implantarán a partir de las siete de la tarde en el entorno del real.

Así, las opciones que tienen son las explanadas que se utilizan como aparcamientos, los alrededores de la barriada de El Copo, Cortijo Alto o, en el lateral oeste del real, por Los Prados.

Aunque desde el Área de Movilidad aseguran que estas empresas «no lo han solicitado oficialmente», en el Área de Seguridad advierten de que, al margen de cualquier petición oficial o no que haya podido formularse, la decisión responde únicamente a una razón de seguridad. «No es una cuestión de tráfico, sino de que hay en marcha una operación conjunta con el Cuerpo Nacional de Policía y no se permite entrar a nadie dentro de la zona de seguridad salvo los vehículos de emergencias y los autobuses y taxis hasta donde tienen la parada.

Las VTC, al igual que puede ocurrir con los autobuses privados que llevan a personas mayores o con los camiones de reparto de mercancías, no pueden entrar a partir de una determinada hora en ese perímetro de seguridad», afirma el concejal del ramo, Mario Cortés.

Perímetro de seguridad en la Feria de Málaga

¿Y cuál es el límite de esa franja de seguridad? El que está señalizado con vallas policiales porque a partir de ahí parte de los viales de circulación son usados por los peatones.

«Los agentes no pueden estar pendientes en esos momentos de dónde va cada coche. Estamos en el nivel cuatro de la alerta terrorista y lo importante es la seguridad de los ciudadanos, aunque eso genere molestias. Lo mismo ocurre con los ‘parkings’ que están dentro del Centro Histórico, que al mediodía no pueden ser utilizados», añade el edil.

En este sentido, cabe reseñar que, como viene ocurriendo desde hace dos años, en los puntos de entrada de todas las áreas de gran aglomeración de personas se establecerán zonas de cerramientos con obstáculos con bloques de hormigón y grandes jardineras, así como de vehículos policiales para el bloqueo de las mismas para impedir el paso de vehículos a zonas peatonales.

Diario Sur

Últimas noticias