Un encapuchado atraca a un taxista en Santiago de Compostela

El atracador amenazó al taxista con un destornillador para que le entregase la máquina que se utiliza para dar el cambio

Un nuevo suceso violento ha vuelto a conmocionar al colectivo de taxistas de Santiago, recientemente golpeado por un incidente en el que un cliente pegó un puñetazo a un conductor porque le pidió que no subiese al coche con un helado. Esta vez ha sido un atraco perpetrado por un encapuchado que iba armado con un destornillador, con el que amenazó a su víctima para obligarle a que le entregara la máquina en la que se guardan las monedas que se utilizan para dar el cambio.

Los hechos se produjeron en la madrugada del pasado lunes al martes. El taxista tenía turno de noche y fue requerido desde la central de Radio Taxi Santiago para que recogiera a un cliente en el club de alterne La Noche, situado en la calle Fontiñas, casi en su confluencia con la rotonda de Concheiros.

La llamada a la centralita de Radio Taxi se realizó desde el teléfono público del establecimiento, como ha podido comprobar la Policía Nacional, que está investigando los hechos desde que la víctima los denunció en la comisaría compostelana.

Cuando el taxista llegó a La Noche para recoger al cliente se encontró con que no había nadie. Esperó un poco y, de repente, un hombre que cubría su cara con una capucha entró por la parte trasera del vehículo y le amenazó con un destornillador, asegurándole que se lo clavaría si no le entregaba el dinero.

El forcejeo duró poco. El taxista le entregó la máquina en la que se guardan las monedas del cambio y el atracador se dio por satisfecho. Se bajó del coche y se marchó a pie del lugar. En su denuncia, el conductor explicó que había visto allí a un segundo hombre que no tenía la cara tapada y que tampoco entró en el vehículo. Sin embargo, las averiguaciones que ya ha hecho la Policía Nacional han confirmado que no tuvo nada que ver con el robo y que se trataba de un cliente del club de alterne que simplemente estaba esperando a que fuesen a recogerle cuando se produjo el atraco.

El presidente de la asociación de taxistas de Santiago, Jesús García López, considera que este nuevo incidente que ha sufrido un compañero demuestra la falta de seguridad con la que tienen que trabajar en algunas ocasiones y pide que se refuercen las plantillas de los cuerpos de policía municipal y nacional -que suman cien vacantes- para que puedan tener una mayor presencia en la calle que ayudaría a evitar atracos como este último.

La Voz de Galicia

Últimas noticias