Los taxistas de Oviedo rechazan ir uniformados pero acceden a que se regule su vestimenta

La ordenanza suscita, en cambio, críticas por los turnos de descanso y la introducción de la jornada mínima de 4 horas

regulacion-vestimenta-Oviedo

La futura ordenanza reguladora del servicio de Autotaxi, aún en borrador, ha vuelto a dividir al sector, entre los partidarios de que el Ayuntamiento de Oviedo ponga orden en las peculiaridades del servicio y los que prefieren un gestión más libre y destrabada de los vehículos. Actualmente, el único reglamento que existe es un documento refundido en 1998 sobre un texto ordenado de dieciséis páginas del año 79 que, entre otras realidades desactualizadas, solo contempla un multa de 90 euros por conducir bajo los efectos del alcohol. No obstante, el nuevo documento llega, incluso, a contemplar la regulación del código de vestimenta de los taxistas, prohibiéndoles vestir ropa de «colores estridentes» o con mensajes publicitarios o sexistas, algo a lo que, de forma unánime, los profesionales acceden.

Así lo confirmó, ayer, en declaraciones a este diario, Manuel Arnaldo Alba,presidente de la Asociación de Empresarios de Auto Taxi del Principado de Asturias (Asotaxi): «Lo lógico es que los conductores cumplan una serie de requisitos en favor de poder ofrecer el mejor servicio posible». Asimismo, también admitió que aunque es «lógico» regular la vestimenta, descarta «el extremo de que el Ayuntamiento nos uniforme». Algo parecido comentó José Antonio Suárez, presidente de la cooperativa Radio Taxi Principado, aunque abundió que «los taxistas de Oviedo saben cómo tienen que ir vestidos».

Sin embargo, no fueron recibidas de la misma manera todos y cada uno de los puntos que componen la nueva ordenanza lanzada desde la Concejalía de Seguridad Ciudadana. Y, el tema de los descansos, por enésima vez, ha levantado ampollas. Por un lado, los ‘tradicionalistas’, como Suárez y Arnaldo Alba, defienden un método de descanso al gusto de cada propietario de licencia.

Pero en los últimos días, esta postura, hasta entonces mayoritaria, podría verse en jaque por el movimiento de un grupo de taxistas descontentos con las decisiones de las juntas directivas de radiotaxis y sindicatos; y es que, desde el pasado sábado, cuatro conductores de la ciudad han comenzado a recoger firmas en favor de los descansos ‘forzosos’. Casi 100 rúbricas conseguidas, según fuentes del sindicato de la UGT, que podrían dar la razón definitiva a la Corporación municipal ovetense.

El Comercio

Últimas noticias