El Ayuntamiento de Málaga, expectante por conocer lo que concluya la FEMP para regular las VTC

Movilidad explica, en respuesta a IU-MpG, que está trabajando en el estudio de las posibles medidas a adoptar en coordinación con el resto de ayuntamientos y comunidades y los grupos de trabajo creados

ayuntamiento málaga

La capital de la Costa del Sol está estudiando ya qué medidas tomará para regular la circulación de licencias para los vehículos de alquiler con conductor (VTC), fundamentalmente pertenecientes a las empresas Uber y Cabify, aunque según se desprende de la respuesta del equipo de gobierno al portavoz de IU-Málaga para la Gente (IU-MpG), Eduardo Zorrilla, no parece existir un horizonte temporal concreto para ello, una vez que el Gobierno emitió el Real Decreto 13/2018 que permite a las administraciones locales regular sobre este problema, que tanto está afectando a los taxistas profesionales. Ese decreto también ha sido convalidado ya por el Congreso de los Diputados. Eso sí, esperará a lo que concluyan los grupos de trabajo de la FEMP y la FAMP.

De cualquier forma, el Ayuntamiento de Málaga dice estar estudiando qué medidas toma, pero siempre en coordinación con otros consistorios españoles y en el seno de órganos técnicos creados al efecto en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP). «En cuanto a las cuestiones relacionadas con el Real Decreto Ley 13/2018 que menciona el señor portavoz, dada la indudable complejidad que encierra en materia competencial, se está trabajando en el estudio de las posibles medidas a adoptar en coordinación con los ayuntamientos españoles y andaluces, en particular a través de sendos grupos técnicos de trabajo de la FEMP y la FAMP», explica el Área de Movilidad municipal en una respuesta a Eduardo Zorrilla.

Este había solicitado previamente información «sobre las medidas que se hayan adoptado y todas las gestiones que se hayan realizado para el cumplimiento de la moción aprobada en el pleno del mes de julio de 2018 relativa al apoyo al sector del taxi frente a las prácticas abusivas y competencia desleal de Uber y Cabify». También solicitó que se le informase con detalle de las medidas preventivas para la regulación del sector de las VTC una vez que el Congreso de los Diputados ha convalidado el Real Decreto Ley que habilita a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos para regular la circulación de vehículos con autorizaciones VTC.

Apoyo al taxi

En cuanto a las medidas una vez aprobada la moción, en la que se apoyaba al sector del taxi frente a las prácticas abusivas y la competencia desleal de las VTC, «debemos informar de que, en la línea de actuación seguida por este Ayuntamiento de velar por la gestión e inspección de las distintas actividades de transporte en el cumplimiento de las competencias atribuidas legalmente, puesto de manifiesto en mociones como la aprobada el 31 de marzo de 2017, la gestión del Consistorio en materia de taxi ha sido de promoción de un servicio urbano de interés general de competencia municipal y, por otra parte, de colaborar en la inspección de la Junta de Andalucía y denuncia por parte de la Policía Local de aquellos incumplimientos de las exigencias legales, en particular por los titulares de autorizaciones VTC», dice Movilidad.

Carriles para taxis

Además de las medidas de inspección, el Consistorio, en materia de ordenación de la movilidad en promoción del taxi, ha puesto en marcha medidas tales como el carril exclusivo para taxis en la calle Prim (sentido este-oeste) o el carril bus-taxi en el puente del Carmen.

Aunque no hay datos de la capital en concreto, sí los hay de la provincia, que cuenta con 1.075 licencias de vehículos de alquiler con conductor (VTC), lo que la sitúa en el tercer lugar a nivel nacional tras Madrid, con 5.277, y Barcelona, con 1.926 (datos de septiembre aportados por EFE).

En la moción presentada por IU-MpG, se aprobó que el Ayuntamiento mostrase su apoyo al sector del taxi y rechazase la concesión de nuevas licencias para VTC; que el equipo de gobierno iba a tomar las medidas jurídicas necesarias para rechazar la concesión de nuevas licencias de VTC, así como para la defensa del sector del taxi, estudiando incluso la posibilidad de personarse en los procedimientos contencioso-administrativos en trámite ante los juzgados y tribunales «en los que se esté la solicitud de autorizaciones de transporte para el arrendamiento de vehículos con conductor»; instar a la Junta a consultar al Consistorio antes de conceder nuevas licencias VTC que permitan ejercer su actividad en la ciudad y atender a las consideraciones que la Administración local haga al respecto, en defensa de una regulación justa y eficiente del servicio de taxi, así como que se refuerce la inspección y se extreme la vigilancia a las empresas de vehículos con conductor para el cumplimiento de la normativa.

Moción de julio de 2018

Hay otros dos puntos aprobados en esta moción en julio de 2018: el Ayuntamiento se comprometió a poner en marcha medidas en favor del taxi en la ciudad, no sólo vigilando que no haya VTC en paradas o lugares frecuentados por turistas, ni circulando en busca de clientes, sino asegurándose de que los coches están en su base y que se proceda a la retirada de autorizaciones en caso de mala praxis; por último, el Consistorio se comprometió a que la Policía Local y las áreas municipales implicadas lleven a cabo labores de vigilancia, así como también se reforzaría el control del cumplimiento de la normativa y ordenanzas en el entorno de la estación de autobuses, la del tren, el aeropuerto y otros lugares para evitar el intrusismo y la competencia desleal. De momento, todo ello está en estudio.

La Opinión de Málaga

Tagged with:

Últimas noticias