Los VTC solo podrán trabajar 16 horas al día en la capital

Esta medida forma parte de la ordenanza que está preparando el Ayuntamiento

Los vehículos de transporte con conductor (VTC) sólo podrán trabajar un máximo de 16 horas al día en la capital. Así lo recoge el proyecto de la ordenanza que está preparando el Ayuntamiento y que será remitida en los próximos días a los representantes de este colectivo. Además, el Consistorio tiene previsto crear un registro municipal de autorizaciones de estos vehículos, similar al que ya existe con los taxistas.

Según fuentes municipales, el objetivo es regular el sector de los VTC en los viajes con origen y destino en Madrid ciudad de tal modo que respondan al interés general en función de las competencias que tiene el Ayuntamiento, como “la ordenación del tráfico, el uso del espacio público o la protección del medio ambiente”.

Los únicos vehículos que no tendrán limitación horaria serán los adaptados a personas con movilidad reducida. Las licencias tendrán al menos dos jornadas de descanso. Una, de lunes a viernes en función del número en el que terminen y otra el sábado o el domingo, según sean impares o pares, respectivamente. El periodo de descanso irá desde las seis de la mañana hasta esa misma hora del día siguiente. La normativa también recoge que se podrán establecer excepciones en fechas concretas a estos descansos y horarios, al igual que ya se hace con el taxi. Esto suele ocurrir cuando hay actos o fechas de gran trascendencia como el Orgullo Gay o las fiestas de Nochevieja y Año Nuevo, entre otras.

La futura normativa prohibirá que los VTC paren o estaciones a menos de 100 metros de aeropuertos, estaciones de ferrocarril o autobuses, o intercambiadores de transporte, siempre que estos dispongan de aparcamientos para la subida y bajada de clientes. Se pretende evitar que se congestionen estas zonas. La única excepción es cuando trasladen a una persona que vayan en silla de ruedas.

Una novedad de la ordenanza es que el Ayuntamiento quiere limitar la circulación de los VTC cuando circulen sin pasajeros. La limitación estará en función de la clasificación ambiental de los turismos que hace la Dirección General de Tráfico (DGT). Se busca preservar la calidad del aire de la capital. Los vehículos con distintivo A sólo podrán hacer un 25% de su recorrido sin pasajeros, mientras que los B, pueden llegar al 35%. Los C tendrán el tope en un 50% y los Eco, un 65%. Según fuentes municipales, el porcentaje de VTC Cero o Eco está en torno al 25% y los taxis ya están en el 50%.

Las aplicaciones de móvil y los sistemas informáticos de contratación de los VTC también deberán limitar el inicio o el final en calles donde haya carriles bus o “donde la parada no esté permitida para estos vehículos”.

Los VTC también tendrán que someterse a la regulación vigente de consumo que tiene aprobada el Ayuntamiento de la capital. Entre los derechos de los usuarios está que puedan solicitar “las hojas de reclamaciones en las que podrán exponer cualquier queja sobre la prestación del servicio”.

El borrador se remitirá a los distintos colectivos del sector y se abrirá un periodo de debate. Eso sí, el texto recoge las principales novedades “el Ayuntamiento quiere incluir en función de sus competencias en la materia”, según fuentes municipales.

El País

Últimas noticias