Decepción absoluta del taxi andaluz ante las concesiones de la Junta al lobby de las VTC

FAAT solicita una reunión de urgencia con la Consejera de Fomento

La Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT) recibió ayer con absoluta decepción, la propuesta de la Junta, un documento de 500 páginas, que representa una liberalización sin precedentes del sector de las VTC y lanza un duro golpe al futuro de un servicio público del que viven miles de familias.

El documento propone 10 medidas, entre las que se encuentran el establecimiento de tarifas cerradas y taxi compartido, pero introduce igualmente estaciones o bases de VTC en torno a centros de generación de demanda de transporte como hospitales, ferrocarriles o aeropuertos. Esta propuesta es inasumible para el sector del taxi ya que “pretende una legalización de las paradas clandestinas de VTC, que desnaturalizan su actividad y la confunden con la del taxi” según ha declarado el presidente de la FAAT, Miguel Ruano.

La creación de paradas o “estaciones de VTC”, como eufemísticamente las denomina el documento de la Junta, viene a invadir un segmento de mercado reservado hasta ahora al servicio de interés general del taxi, y contraviene de forma grave, tanto la jurisprudencia del Tribunal Supremo como la tradicional segmentación de ambos servicios. Este documento de la Junta constituye una acción sin precedentes en España, al poner en manos de las multinacionales el transporte en vehículos de turismo de hasta nueve plazas, y condena a muerte a un sector con 110 años de historia.
Cabe recordar que, en junio de 2018, la Sala III de lo Contencioso-Administrativo, del Tribunal Supremo avaló la imposición de limitaciones a la actividad de las VTC, como forma de garantizar el equilibrio entre las dos modalidades de transporte urbano, para asegurar el mantenimiento del servicio del taxi como un servicio de interés general.

Ante la propuesta de la Junta, la FAAT solicita una reunión urgente con la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, para profundizar en los detalles del borrador y poner de relieve las carencias que contiene.

FAAT demandará a la Junta un marco regulatorio que no acabe con la singularidad del taxi como servicio público, ponga orden a las irregularidades y condiciones de explotación de las VTC, que en la actualidad realizan su actividad en clara competencia desigual/desleal con el servicio público de taxi”, sentenció Ruano.

Últimas noticias