Cinco municipios almerienses se suman al servicio de taxi rural a demanda

Bacares, Bayarque, Laroya, Líjar y Taberno han firmado con la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Eloísa Cabrera, un acuerdo de colaboración

En el año 2016, algunos municipios de las comarcas de Filabres y Almanzora fueron los primeros en beneficiarse del ‘Programa andaluz de transporte público’, también conocido como el servicio de taxi a demanda en zonas rurales. Una iniciativa a la que el pasado viernes, 5 de julio, se sumaron las localidades almerienses de Bacares, Bayarque, Laroya, Líjar y Taberno después de que sus alcaldes, alcaldesas y la delegada territorial de Fomento, Eloísa Cabrera, firmasen los acuerdos de colaboración pertinentes para su puesta en marcha.

De este modo con las rutas a realizar, cuatro en total, por estos vehículos “se pretende mejorar de forma notable las posibilidades de movilidad de los habitantes de estos municipios”, destacaba Cabrera. Una firma, cabe destacar, que se ha realizado con carácter previo a la implantación definitiva del ‘II Programa Andaluz de Transporte Público Interurbano’ a la demanda con vehículos taxi.

El servicio

Un gran número de municipios del interior de la provincia son pequeños pueblos en los que no hay ni taxi ni muchos otros servicios ‘propios de la sociedad actual’. Por ello, el principal objetivo de este servicio, financiado casi por completo por el Gobierno andaluz, es cubrir las necesidades de movilidad de los ciudadanos en aquellos municipios o comarcas que carecen de transporte regular y cuyos vecinos necesitan desplazarse en momentos puntuales a centros de salud, educativos, asistenciales, administrativos o judiciales. En definitiva, se trata de ofrecer un servicio con el que los vecinos puedan estar conectados, de forma periódica, cómoda, económica y rápida con sus núcleos urbanos de cabecera.

Así pues, las rutas que entrarán en funcionamiento durante este mes de julio van a conectar el municipio de Laroya con el de Olula del Río; Bayarque y Bacares con el municipio de Tíjola; el de Líjar con el de Cantoria; y la localidad de Taberno con el municipio de Huércal-Overa. Rutas que se unen a las ya existentes, y que a día de hoy conectan los municipios de Lucainena de las Torres y Turrillas con Tabernas; el de Olula de Castro con Gérgal; Somontín, Urrácal y Purchena; y, por último, Velefique con Tabernas, dando servicio también a los vecinos de Castro de Filabres.

Asimismo, señalan desde la delegación territorial de Fomento, en la mayoría de las rutas los servicios se prestarán dos veces por semana en función de la demanda de los usuarios. Además, quienes hagan uso de este servicio tendrán que abonar únicamente una tarifa que oscila entre 1,06 y 1,89 euros en función de los kilómetros de trayecto, siendo el resto del importe del servicio cubierto en su totalidad por la Junta de Andalucía.

Beneficiarios

Sumando la población total de los municipios beneficiarios de este servicio (con datos del Instituto Nacional de Estadística -INE- de 2018), 4.085 personas podrán utilizar el taxi a demanda para desplazarse a núcleos de población más grandes, o ‘cabezas de comarca’. Cifra que ascendería hasta los 5.706 habitantes si contamos la población de Purchena, pues el trayecto es de doble sentido; o hasta las 6.737 personas si contabilizamos también, en las mismas circunstancias, a los vecinos de Gérgal.

Datos de beneficiarios que, obviamente, crecerían exponencialmente si se añadiesen a la ecuación los habitantes de los grandes municipios donde el servicio de taxi a demanda suele acabar su trayecto (Olula del Río, Tíjola, Tabernas o Huércal-Overa). Y es que, tal y como señalaba Cabrera, “una vez analizadas las comunicaciones de estos municipios, se ha comprobado la importancia de la implantación de estas conexiones dentro del marco fundamental que se ha fijado el nuevo Gobierno Andaluz de evitar la despoblación y en aras de conseguir revitalizar las áreas rurales”.

Por tanto con esta medida, además, la Junta de Andalucía trata de resolver “las dificultades que se plantean en núcleos de población de tamaño reducido, y con difícil acceso, donde además la tasa de población en edad avanzada suele ser elevada. Objetivos que no se pueden alcanzar si no se garantizan las posibilidades de movilidad de la población residente en los mismos”, insiste la delegada.

Además, cabe resaltar que este sistema presenta un escenario de menor impacto ambiental, menores costes, mayor velocidad comercial y confort para los usuarios, que se ven favorecidos asimismo por una mayor aproximación a su destino final.

La voz de Almería

Últimas noticias