Unos 70 conductores piratas, inmovilizados en el aeropuerto de Málaga en los dos últimos meses

El ayuntamiento de Málaga declara la guerra a los taxis pirata y anuncia que triplicará la cuantía de las multas para aquellos que recojan pasajeros sin autorización.

La sanción para los taxis ilegales pasará de 900 euros a 1.700 y en el caso de que se produzca reiteración, la multa llegará a los 2.760 euros, según el concejal José del Río, responsable de Movilidad, que hoy ha explicado la medida junto al edil de Seguridad, Avelino Barrionuevo. Los vehículos serán incautados hasta que se abone la sanción.

El ayuntamiento anuncia un refuerzo en la vigilancia destinada al aeropuerto de Málaga para localizar y multar a estos coches pirata, además de una campaña que explique a los turistas, especialmente extranjeros, que estos vehículos no tienen seguro, no cumplen la legalidad, cobran lo que quieren y no es posible ponerles una reclamación.

En los últimos dos meses, el ayuntamiento ha inmovilizado en el aeropuerto de Málaga 66 vehículos usados como taxis piratas, y más de una veintena sólo en el pasado fin de semana.

SER

Últimas noticias