Las asociaciones del taxi de la comarca de Avilés, en desacuerdo por la posibilidad de mancomunarse

La lucha por el servicio en el aeropuerto enfrenta a las cooperativas de Avilés, Corvera y Castrillón

Después de que los taxistas de la cooperativa Radio Taxi Villa del Adelantado anunciasen ayer que mantendrán una reunión con el edil Manuel Campa, el próximo día 29 de julio, para plantearle la posibilidad de actualizar la legislación vigente, solicitarle que se reduzcan el número de licencias y presentar un proyecto para mancomunar el servicio, el resto de cooperativas de la comarca se han mostrado recelosas de esta idea.

Junto a ellos, la cooperativa que más licencias posee en Avilés -dieciocho- es TeleTaxi Avilés y sus representantes aseguran que «el proyecto de mancomunarnos todos los taxistas de la comarca se lleva planteando mucho tiempo y nosotros estamos abiertos a todo tipo de posibilidades, siempre que se haga bien y sea un acuerdo beneficioso para todos».

Respecto a la petición de Radio Taxi Villa del Adelantado de reducir el número de licencias para ajustarse al ratio de un taxi por cada 1.100 habitantes, «consideramos que es un tema mucho más grave porque no es todo como se ha planteado ni sobran tantas licencias como dicen, nosotros recibimos más llamadas que coches hay disponibles», aseguran sus representantes. «Cada uno que resuelva su problemas. Nosotros somos dieciocho asociados y no tenemos esos problemas, tenemos un día de descanso estipulado por el Ayuntamiento pero luego puedes descansar cuando tú quieras, así que si en Radio Taxi no lo hacen, ellos sabrán por qué», concluyen desde la cooperativa avilesina.

Por su parte, desde la cooperativa Radio Taxi Corvera entienden que el proyecto de mancomunidad es un paso natural dentro del sector. «La unidad te hace más fuerte y es ridículo que discutamos por las fronteras. Si un taxista de Avilés lleva a un cliente a Parque Astur o yo llevo a alguien al hospital, lo lógico es que pudiésemos recoger a otra persona para no volver de vacío», defiende Víctor Manuel Muñiz, representante de la cooperativa. En Corvera son tan solo doce taxistas, «un buen número que nunca nos ha generado problemas con clientes ni descansos. Pero claro, en Avilés son muchos y entiendo que haya discrepancias internas», señalaba.

Lo que denuncian desde varias de las cooperativas es que uno de los grandes impedimentos por el cual no se ha llevado a cabo esta asociación comarcal es la lucha por ver quien se queda con el aeropuerto. Desde Avilés y Corvera acusan a las cooperativas de Castrillón de no querer acuerdos «para tener el monopolio en el servicio aeroportuario», pero ellos defienden lo contrario. Gemma Álvarez es miembro la recién creada cooperativa Taxis Castrillón y sostiene que «los de Avilés llevan muchos años intentando juntarse con nosotros pero solo porque les interesa».

Álvarez confiesa que «si fuese para hacerse bien estaríamos abiertos a negociar con todos, pero lo de que ayudaría a mejorar el servicio porque ahora a no damos a basto es un argumento ridículo. Castrillón es un espacio muy pequeño y sería una locura gestionar tantos taxis, pero lo que quieren es quedarse con el aeropuerto que es lo que más trabajo d», confesaba. Es cierto que en los meses de verano, Castrillón solicita apoyo a Avilés, «pero son casos aislados como el Longboard Festival», sostiene.

El Comercio

Últimas noticias