Joan Ribó: “No se puede permitir la obstaculización de un servicio público como el taxi”

El alcalde de Valencia reafirma su compromiso con el gremio del taxi y recalca que las multinacionales de VTC “deben acatar las normas”

– Antes de nada, felicitarle por ser la primera fuerza política más votada en València. ¿Está satisfecho con los resultados obtenidos?

Hemos trabajado duro los últimos cuatro años para avanzar en aquello en lo que pensábamos que la ciudad tenía que dar un giro total y hemos impulsado muchas medidas para conseguir una ciudad mejor, más amable para todas sus vecinas y vecinos. El respaldo de la ciudadanía en las urnas es, sin duda alguna, un motivo de satisfacción. No obstante, no nos conformamos con ello, sino que queremos que la ciudad avance mucho más y para eso seguiremos trabajando con el mismo esfuerzo los siguientes años.

– El sector del taxi está viviendo una situación bastante convulsa en toda España.

Resulta evidente que ha habido intereses contrapuestos a los del servicio público y esa convulsión ha existido. No tanto aquí, en la ciudad de València, donde lo hemos tenido muy claro desde el principio y en todo momento hemos defendido el servicio público que supone el taxi. Hemos mantenido un diálogo permanente con el sector porque entendemos que lo mejor para el taxi es también lo mejor para la ciudadanía.

– ¿Cree que se debería apostar más por la supervivencia de un gremio que da sustento a más de 100 mil familias?

Consideramos que esa supervivencia lo es también del servicio que ofrece el taxi a todos los valencianos y valencianas y a toda la gente que nos visita. Es fundamental. Se está ofreciendo un servicio público esencial, 24 horas al día todos los días del año y además va modernizándose. Por lo tanto, sí, la apuesta por el taxi es importante.

– Uber abandonó València el pasado 1 de junio ante la entrada en vigor del tiempo de precontratación de 15 minutos. ¿Qué le parece? ¿Por qué cree que no ha querido acatar las normas?

En València se tienen que acatar las normas que nos damos entre todos, porque es la manera de generar una convivencia óptima. Y eso incluye la movilidad y el servicio público. Nosotros establecemos un criterio, que permite que funcionen. Lo que no se puede hacer es funcionar sin aceptar esas normas. Cada servicio debe saber en qué condiciones puede operar, puesto que no se puede permitir ni el intrusismo ni la obstaculización de un servicio público como el que realiza el taxi.

– Cabify, por su parte, anunció que seguiría operando pero con la clara intención de burlar la norma como está haciendo en Barcelona. ¿Qué piensan hacer desde el Ayuntamiento al respecto?

En València las normas son y serán muy claras. En esta ciudad esas normas hay que respetarlas y eso vale para todo el mundo. Se puede operar, sí, cumpliendo estrictamente las condiciones que impiden que esa oferta entorpezca el servicio público que realiza el taxi.

– Desde el Ayuntamiento prometen una ‘app’ para unificar todo el transporte en la ciudad de Valencia, incluido el taxi. ¿Qué persiguen conseguir con esta iniciativa?

Queremos poner a disposición de la ciudadanía todos los servicios públicos de movilidad, para que puedan escoger y combinar los que mejor les ayuden para moverse más fácilmente por la ciudad. Se trata de poner en valor el servicio público de transporte en València y, al mismo tiempo, dotar a las personas usuarias de una herramienta que simplifique la toma de decisiones a la hora de desplazarse por la ciudad.

– ¿Cuándo esperan que pueda estar operativa?

Ya han comenzado los trabajos para hacerla realidad. El objetivo no es tanto una fecha concreta sino que se realice con las máximas garantías para que cuando se lance sea una herramienta útil y eficaz, tanto para los servicios de movilidad públicos de la ciudad como para la ciudadanía.

– Uno de sus compromisos firmes con la ciudad es la potenciación de la movilidad sostenible. ¿La flota de taxis está a la vanguardia en este sentido?

El taxi ha sido pionero en la introducción, por ejemplo, de los vehículos híbridos en la ciudad. Tiene una flota con una representatividad muy importante de vehículos menos contaminantes y aspiran a ir más allá, como con la demanda de una red de puntos de recarga rápida de vehículos eléctricos o híbridos enchufables. Desde el Ayuntamiento ya se está trabajando en esa red que permita, en los próximos meses, dotar la ciudad de nueve puntos de recarga que colaboren en el impulso iniciado por el taxi.

– ¿Tienen pensado ofertar subvenciones para la adquisición de vehículos sostenibles y, concretamente, para el uso de taxi?

Los ayuntamientos no pueden ofertar ese tipo de subvenciones pero sí es cierto que hemos reclamado al Estado que incrementen las partidas en ese sentido. También en el Senado hemos planteado iniciativas para que se aumenten los recursos. En definitiva, reclamamos más partidas para vehículos más limpios y menos contaminantes para nuestra ciudad. Lo que ya hemos hecho es que los tributos municipales sean mucho más bajos en el caso de los vehículos menos contaminantes, con reducciones de hasta el 75%.

– ¿Cree que el sector está debidamente informado de toda la oferta existente en el mercado de vehículos ecológicos?

Hemos puesto todo de nuestra parte para que el sector esté informado. Son un miembro importante de la Mesa de la Movilidad que creamos en el mandato recién finalizado y tenemos un diálogo constante que permite ese intercambio de información. Además, hemos planteado diversas ediciones de una cita en la que ponemos sobre la mesa todas las novedades que se ofrecen desde el punto de vista de la movilidad ecológica. Son una oportunidad para que tanto el taxi como cualquier sector interesado participen, puesto que suponen una ocasión inmejorable para recibir información e intercambiar opiniones.

Últimas noticias