Un taxista pirata gestiona los servicios de otros conductores pirata de Ibiza a través de una plataforma

Ubiz, tal y como se denomina la plataforma, cuenta ya con unos 2.500 usuarios

Pirata Ibiza

Una plataforma creada este verano y denominada Ubiz cuenta con un mínimo de diez grupos de Whatsapp para gestionar servicios de taxistas pirata en Ibiza y engloba ya a cerca de 2.500 usuarios. Todos los grupos de Ubiz están controlados por un mismo administrador, R. S, que también difunde una red similar para avisar de los controles policiales o de las inspecciones de transporte en carretera.

Este administrador, que también ofrece de manera profusa sus servicios de taxista pirata a los clientes de esta red, se encarga además de seleccionar a las personas que se ofrecen para proporcionar sus servicios como conductor y de expulsar a todos los que no cumplen con sus condiciones, rebajan los precios de las tarifas ya pactadas o que aceptan la demanda de los clientes sin que hayan sido inscritos como « drivers».

Director de ‘marketing’

En su currículum fuera de esta plataforma, R. S. asegura ser director de desarrollo de negocios y marketing de una «productora de contenidos, estudio de fotografía y vídeo», además de organización de eventos, relaciones públicas o posicionamiento, entre otros servicios. También se presenta como licenciado en Comercialización, Business, Management y Marketing en la Universidad de Belgrano de Buenos Aires, de donde procede, y destaca que cuenta con experiencia profesional en estos sectores en Argentina, México o Miami.

Este verano en Ibiza creó su décimo grupo de Whatsapp para la plataforma Ubiz el pasado 30 de julio, que hasta ayer por la tarde contaba con 181 usuarios. Los otros nueve grupos que administra en esta red rozan todos los 256 registrados, el máximo permitido en esta aplicación, con lo que, en estos momentos, puede dar servicio ilegalmente a más de 2.400 personas a través de Whatsapp.

Los grupos se componen principalmente de trabajadores de temporada británicos o de turistas, aunque hay usuarios de varias nacionalidades. Cuando los usuarios pasan contactos al administrador para sumarlos a la plataforma, este siempre requiere si se trata de clientes o de « drivers» (conductores) antes de añadirlos.

R. S. informa de manera regular de las tarifas estipuladas entre estos taxistas piratas y no permite que se regateen estos precios en su red de transporte, ni por parte de los clientes ni de los conductores. El listado de tarifas, siempre con punto de partida desde Sant Antoni de Portmany, fija en 20 euros el trayecto hasta Vila, 30 a es Jondal, 35 a Santa Eulària o 15 o 20 hasta Privilege o Amnesia, «dependiendo del tráfico», matiza.

También advierte a los clientes de que deben asegurarse de contar con el dinero exacto para cada servicio y pide que se pague durante el trayecto, evitando parar al final para dar el dinero en el destino, «porque hay que ser discretos». En caso de que las personas que demanden el trayecto no cuenten con el dinero exacto, los conductores podrán cargarles hasta cinco euros si tienen que devolver el cambio, recuerda R. S en las normas de funcionamiento de Ubiz.

Con motivo de la celebración del festival de la Radio 1 de la BBC en Sant Antoni, el pasado fin de semana, las tarifas de esta plataforma de taxistas pirata se doblaron. A la hora de anunciar este incremento de precios, el administrador argüía al colapso de tráfico que se producía a causa del festival. Además, señalaba que el cálculo con el que se establecía el coste del trayecto era de un euro por cada minuto de viaje más cinco fijos por cada servicio.

R. S. también difunde en las redes otros grupos para avisar de los controles policiales y de las inspecciones de transporte en las carreteras de Eivissa.

Diario de Ibiza

Últimas noticias