El Govern balear refrenda la subida de tarifas del sector del taxi en Palma

Las nuevas tarifas no se aplicarán hasta la aprobación de las tarifas interurbanas que dependen del conseller de Movilidad

En la recta final de la temporada turística, una vez pasados los meses centrales del verano, las elecciones municipales y autonómicas, y medio año después de su aprobación inicial por el Ayuntamiento de Palma, el Govern balear ha dado luz verde a la subida de tarifas del sector del taxi en la capital balear.

Pese a la subida continuada del precio del combustible a lo largo de todo el año, la Conselleria de Movilidad del Govern balear ha mantenido sobre la mesa el nuevo cuadro tarifario refrenado por el Consistorio palmesano en marzo pasado que no fue avalado hasta su publicación oficial el pasado sábado por el Boletín Oficial de la CAIB.

Una demora que ha provocado un lucro censante notable en un sector que no está además, en estos momentos, en su mejor temporada. Entre medias, un periodo electoral en el que los taxistas han visto como las subidas pactadas por el gobierno municipal quedaban frenadas en los despachos del Govern balear.

En concreto fue el 7 de marzo de 2019 cuando el Ayuntamiento de Palma presentó a la Dirección General de Movilidad y Transportes una solicitud en relación con la revisión de las tarifas del servicio de transporte urbano de viajeros en taxi. Posteriormente el 29 de mayo de 2019, los técnicos de gestión económica del Consorcio de Transportes de Mallorca emitieron un informe técnico favorable a la propuesta de revisión de las tarifas aprobadas por el Ayuntamiento de Palma. Por último la Comisión de Precios de las Islas Baleares, en la sesión de 30 de agosto de 2019, examinó el expediente y dictaminó favorablemente sobre la revisión de las tarifas solicitada por el Ayuntamiento de Palma en relación a los servicios de transporte urbano de viajeros en taxi para el año 2019 sobre la nueva tabla de precios. No obstante, no se aplicarán ni trasladarán a los taxímetros de la capital balear, hasta la aprobación de las tarifas interurbanas que dependen del conseller de Movilidad y cuyo refrendo aún está pendiente. Contra esta resolución, que agota la vía administrativa, se puede interponer un recurso potestativo de reposición ante la Conselleria de Movilidad en el plazo de un mes, a contar desde el día siguiente de la notificación,o un recurso contencioso administrativo ante la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares en el plazo de dos meses contados desde el día siguiente de la notificación.

De hecho las asociaciones del sector no han podido tener acceso a esta resolución causando un malestar notable en el sector por esta demora. «Las interurbanas dependen solo del Govern que las tiene que aprobar aun por una orden y hasta que no estén no podemos cobrar las nuevas tarifas en Palma», manifestó ayer el presidente de la Asociacion de Autónomos del Taxi de Mallorca, Biel Moragues.

Las nuevas tarifas con una subida media del 2,4% nacieron con polémica y no fueron del agrado de las patronales. Cort fijó tarifas para el aeropuerto de 16 euros para los trayectos diurnos y de 18 euros para los nocturnos, en ambos casos rebajables a 13 euros si el usuario dispone de la tarjeta ciudadana o la tarjeta intermodal un sistema que según el sector les perjudica al eliminarse suplementos como el de 0,75 euros por maleta.

El Mundo

Últimas noticias