El STAC exige un control real y efectivo de los horarios laborales

Desde el sindicato consideran que la entrada sin control de miles de asalariados les llevará de facto a la “precarización total”

Representantes de la Unión de Barcelona del STAC asistieron como invitados por la administración a la reunión de Taula Técnica del Taxi del pasado viernes, en la que se anunció lo siguiente:

En la próxima reunión del Consejo de Administración del IMET, prevista para el próximo jueves 10/10/2019, se iniciarán los trámites para la eliminación de la V norma complementaria del reglamento metropolitano del taxi, referente a la CONTINGENTACIÓN DEL DOBLE TURNO.

Según la administración algunas sentencias judiciales adversas a la norma hacen inviable que se siga aplicando y no se abren a ningún tipo de reforma de esta.

A cambio se nos anuncia un paquete de medidas encaminadas a controlar los horarios de los asalariados:

– Exigencia de plaza de garaje a los taxistas que tengan hasta dos licencias y de local acondicionado para los trabajadores a los que tengan más de dos licencia.
– Registro de los horarios de trabajo de cada turno (no tienen porque ser fijos), exigiendo su cumplimiento e implicando a la Inspección de Trabajo.
– Los vehículos deberán de estar parados una hora al final de cada turno, haciendo un total máximo de 22h por día.
– Las altas y las bajas de los conductores se deberán de realizar online.
– Estar al corriente de pago de las multas que tienen con el IMET para hacer cualquier gestión tanto el asalariado como el titular (en vía de estudio).

Desde el Sindicat del Taxi de Catalunya consideramos que estas medidas son del todo INSUFICIENTES, dejan a merced del contratador y del contratado el control de los horarios de trabajo sin garantizar que se respete ni el convenio colectivo ni el estatuto de los trabajadores.

En la reunión hemos mostrado nuestro TOTAL RECHAZO a esta medida en base a los siguientes argumentos:

– El perjuicio a la movilidad urbana y a la contaminación atmosférica por aumento de los taxis a doble turno.
– La afectación a la rentabilidad del sector.
– La dignificación de la profesión y el perjuicio a los estándares de calidad del taxi.
– El ser cómplices de una explotación laboral que provoca además un fraude a la seguridad social y hacienda.
– El perjuicio a la seguridad vial al no limitar de manera concreta y real las horas de trabajo de los asalariados, que provocará largas jornadas laborales.

RECHAZAMOS COMPLETAMENTE que el taxi del Área Metropolitana de Barcelona se quede sin ningún tipo de regulación en este ámbito y EXIGIMOS a la administración que haga CUMPLIR LA LEY y se abra a negociar una fórmula de CONTROL REAL Y EFECTIVO de los horarios laborales.

La entrada descontrolada de miles de asalariados que no habrá manera de controlar sus horarios, nos lleva de facto a la PRECARIZACIÓN TOTAL del servicio público del taxi. Lo hace además en un momento donde precisamente urge todo lo contrario: seguir andando ese camino hacia la EXCELENCIA del servicio en el que creíamos que teníamos a la administración de aliada.

DESDE EL STAC NOS POSICIONAMOS RADICALMENTE EN CONTRA DE ESTA DECISIÓN Y LAMENTAMOS PROFUNDAMENTE LA FALTA DE VOLUNTAD NEGOCIADORA DE LA ADMINISTRACIÓN.

SEGUIREMOS LUCHANDO, EN DONDE HAGA FALTA, PARA QUE SE IMPONGA EL MODELO DE TAXI EN EL QUE CREEMOS: UN TAXI ATRACTIVO, COMPETITIVO, EXCELENTE Y RENTABLE.

Últimas noticias