La Comunidad de Madrid sanciona a Rivas y la FPTM por su servicio de taxi compartido

El Gobierno regional considera que es ilegal y ha fijado una multa de 1.000 euros

taxi comapartido rivas

La Comunidad de Madrid ha multado con 1.000 euros a Rivas y a la Federación Profesional del Taxi por emprender la iniciativa de “taxi compartido”, para viajes del municipio a la capital y viceversa, por la que el Gobierno va a detraer esa cantidad de las subvenciones que otorga a Rivas.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Transportes han asegurado a Efe que en 2015 se abrió un expediente sancionador contra esta iniciativa, porque actualmente no está contemplado en el reglamento que se pueda ofrecer un servicio de “taxi compartido”, por lo que “es ilegal”, aunque se permitirá en breves semanas.

Desde el Consistorio defienden que el servicio arrancó en marzo de 2015 para mejorar las conexiones de Rivas con Madrid, “acercar” el taxi de forma “más económica” -los gastos de la carrera se dividían entre los usuarios- y “paliar los problemas de movilidad y de contaminación”, al reducirse el uso del vehículo privado.

Ese mismo año, la Comunidad de Madrid expedientó a Rivas por emprender esta iniciativa, aunque no ha sido hasta este año cuando el Gobierno regional ha ejecutado la sanción, “recortando” las subvenciones regionales que recibe Rivas para servicios a la ciudadanía, dice el Ayuntamiento en un comunicado.

Ahora, el Consistorio ripense ha defendido esa prestación, subrayado que en la localidad hay censados 300 taxistas que ofertaron el “taxi compartido” para “facilitar y abaratar” los desplazamientos de la población, teniendo en cuenta las “dificultades diarias” a las que tienen que hacer frente.

En este sentido, el Ayuntamiento apunta que los ciudadanos sufren “atascos continuos” en la A-3, además de la ausencia de conexión directa a la M-50 desde la ciudad, la falta de una parada de Cercanías, la “poca frecuencia y escasos convoyes” de Metro y la “masificación” de viajeros en el suburbano.

Ante este escenario, el Consistorio ha reprobado que la Comunidad de Madrid sancione y prohíba esta modalidad de transporte alternativo en Rivas, que sí están utilizando otras plataformas de movilidad, según han añadido, “y que reduciría notablemente el uso de vehículos privados”.

Además, han defendido esa prestación porque “facilita el respeto a los protocolos anticontaminación y respeta las restricciones de Madrid Central”.

El alcalde de Rivas, Pedro del Cura, ha manifestado que prohibir estos servicios implica “boicotear” una iniciativa que apuesta por la “sostenibilidad” y que beneficiaría a los vecinos que no quieran entrar a la capital con su coche privado cuando se establezcan los protocolos anticontaminación.

“No tiene sentido este boicot del PP a todas las medidas de movilidad sostenible y alternativas a un sistema público de transporte que en Rivas es absolutamente deficitario”, ha aseverado el regidor.

Desde la consejería de Transportes han insistido en que en abril de 2015 se notificó al Ayuntamiento que este proyecto es “ilegal”, de acuerdo con el reglamento del taxi que existe actualmente, ante lo que la administración local presentó un recurso de alzada que fue desestimado.

Por ello, la multa, de 1.000 euros, se va a “compensar” con el dinero que la Comunidad otorga a cada Consistorio.

No obstante, desde Transportes han subrayado que este tipo de iniciativas se van a incluir en el nuevo reglamento, en el que ya se está trabajando y que irá al Consejo de Gobierno en el plazo de un mes, aproximadamente, aunque hasta entonces no está permitido ofrecer el servicio.

También han matizado que el expediente sancionador se inició porque se recibió una denuncia de Radioteléfono taxi, por lo que argumentan que fue el propio sector quien se quejó de esa práctica emprendida en Rivas.

EFE

Últimas noticias