La ordenanza de Movilidad de Valencia no incluye la regulación de los VTC

Se incluirá en una nueva disposición final aparte

El texto definitivo de la futura ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de València no recogerá la regulación de los vehículos con conductor (VTC), como había reclamado el sector del taxi, y se incluirá en una nueva disposición final a parte.

El concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, ha explicado que no se ha podido incorporar como era “deseo” de la Corporación porque según la Secretaría municipal, “lo propuesto implica establecer un régimen nuevo que, sin entrar a valorar su contenido en este momento, exige un procedimiento individual con todas las garantías procedimentales que requiere su tramitación”.

Por ese motivo, se incluirá una nueva Disposición Final con “la voluntad de que se ejerza a la mayor brevedad posible la competencia que otorga al Ayuntamiento de València el Decreto Ley 4/2019, de 29 de marzo, del Consell, de prestación del servicio de transporte público discrecional de personas viajeras mediante arrendamiento de vehículos con conductor”, ha explicado el edil.

Según ha informado el Consistorio en un comunicado, en las últimas semanas el servicio de Movilidad Sostenible ha revisado y contestado las más de 450 propuestas realizadas en 49 instancias, lo que ha quedado reflejado en la modificación de 55 artículos, así como de las disposiciones adicionales Primera y Segunda y el Glosario.

La normativa dispone ya de su texto definitivo, que pasará este miércoles por la Comisión de Urbanismo para su aprobación, una vez superada esta fase de información pública y revisadas las propuestas presentadas por la ciudadanía y entidades sociales y empresariales.

En líneas generales se mantiene el corpus del texto trabajado y consensuado con entidades sociales y empresariales, y avalado por informes de los diferentes servicios municipales y la mayoría de las modificaciones se refieren al uso de diferente terminología.

Así se ha incorporado el uso del término “personas con discapacidad” o “carril bus-taxi” como se reclamaba y se han atendido las peticiones de entidades de personas con diversidad funcional, relacionadas con accesibilidad, características de las aceras de las calles; o la posibilidad de realizar paradas extraordinarias por necesidades especiales.

También se ha modificado el horario de zonas de carga y descarga de 8 a 20 pero con posibilidad de ampliarlo con señalización vertical, a petición de varias asociaciones y federaciones, y se ha abierto la opción de que los establecimientos hoteleros dispongan de un espacio para las operaciones de subida y bajada de huéspedes o carga y descarga de equipajes, siempre que el diseño viario lo permita, y mediante el pago de las tasas correspondientes.

En cuanto a las iniciativas las desestimadas, básicamente lo han sido bien porque la petición ya estaba contemplada en el texto, o porque contravenía el Reglamento General de Circulación.

La mayor parte de peticiones han sido planteadas por entidades, aunque también ha habido instancias de particulares y entre estas últimas, se ha estimado la petición de prohibir de manera explícita circular en bicicleta al tiempo que se lleva algún animal sujeto con correa.

EFE

Últimas noticias