Se duerme en un coche de Uber y le acaban cobrando más de 1.500 euros

Un reconocido DJ británico denuncia que el conductor que le debería haber llevado a 15 kilómetros lo dejó a cientos de kilómetros de su destino

Si bebas no conduzcas, pero tampoco bebas y te subas a un Uber, porque esto le podría pasar a cualquiera”. Esta es uno de los tweets que el DJ británico Chris Reed ha publicado en su cuenta de Twitter, después de que denunciara que su Uber lo dejara a cientos de kilómetros de su destino y con una factura a pagar de más de 1.500 euros.

Tal y como contó Chris Reed en la red social, el pasado 5 de octubre pidió un Uber desde Fulham, un barrio de Londres, para dirigirse a Croydon, otro barrio de la ciudad. Un destino que no debería haberle llevado más de unos minutos, ya que la distancia que separa estos dos puntos es de apenas 15 kilómetros.

Al montarse, el DJ se quedó dormido y cuando despertó habían pasado cinco horas y media y el conductor del Uber le había llevado hasta Sleaford, una localidad para la que había tenido que atravesar medio país y recorrer más de 200 kilómetros. La deuda, además, era de 1.667 euros.

En los sucesivos tweets del artista hemos ido conociendo cómo se han desarrollado sus conversaciones con la empresa y cómo distintos medios, como RT, se han ido haciendo eco de la noticia. De momento, Uber está realizando una investigación interna sobre lo sucedido, ya que en un momento de sus emails cruzados decían, según Chris Reed, que no veían ningún error en la contratación del viaje.

Autopista.es

Últimas noticias