El contrato de transporte de personal de la Conselleria de Movilidad de Valencia se abre a las VTC

Además de en taxi, el personal se desplazará en vehículos con conductor (VTC). Podrán presentarse empresas que cuenten con licencias y conductores autorizados, pero en ningún caso plataformas como Cabify o Uber

El departamento que dirige el conseller Arcadi España ha sacado a concurso el contrato para la prestación del servicio de transporte urbano e interurbano para su personal (cuando tengan que realizar trayectos de larga distancia), tanto a nivel de empleados públicos como titulares de órganos superiores administrativo y directivos, un concurso al que por primera vez podrán optar empresas de VTC.

Con un presupuesto base de 34.724 euros y un plazo de ejecución de 18 meses, el contrato está divido en dos lotes: uno para empresas del sector del taxi y un segundo para las VTC. La novedad radica en que se trata de la primera vez que se incluye a las empresas de vehículo con conductor en el servicio de transporte del personal de la administración valenciana, según explican a este diario fuentes de este departamento, que es precisamente el encargado de regular el taxi y los VTC.

Eso sí, únicamente podrán presentarse empresas que cuenten con licencias y conductores autorizados, pero en ningún caso plataformas como Cabify o Uber.

¿Los motivos? Los largos desplazamientos que muchos técnicos y cargos de la Conselleria deben realizar a otras provincias para visitar terrenos, obras o expropiaciones. Los traslados en VTC estarían reservados a recorridos interurbanos y de larga distancia aprovechando los precios cerrados que ofrece este servicio, mientras que el servicio de taxi se centrará en traslados más cortos por el área urbana  de València, a tarifa. Y es que las necesidad de transporte en este departamento del Consell es más alta que en otros debido al trabajo y los proyectos que hay en marcha por distintas zonas de la Comunitat Valenciana que obligan a los funcionarios a desplazarse, una circunstancia que hace imposible que el colectivo de conductores de la Generalitat asignado pueda atender todos los traslados.

Conductores “funcionarizados” con días libres

De hecho, prácticamente la totalidad de la plantilla de conductores se ha funcionarizado, por lo que los excesos de horario deben compensarse con días libres lo que, a su vez, supone una disminución real de efectivos, según explica la Conselleria en la memoria justificativa del concurso. Además, las funciones de los conductores se circunscriben al traslado de altos cargos, por lo que las funciones del personal técnico que debe asumir tareas fuera de las sedes de la Conselleria no puede ser atendido.

“La flota actual de vehículos y personal conductor de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad es insuficiente para satisfacer las necesidades de desplazamiento del personal. Por razones de eficacia y eficiencia, se considera necesario contratar un servicio que cubra las necesidades esporádicas e inaplazables de traslado resultantes del desarrollo de las funciones administrativas”, justifican.

Desde Movilidad señalan que el contrato es “totalmente idóneo para satisfacer dichas necesidades al permitir la dualidad de servicios (taxi/vehículo con conductor) que podrán ser solicitados dependiendo de las circunstancias del desplazamiento, y siempre que no se disponga de personal conductor de la Generalitat”.

Una novedad la de incluir a vehículos VTC que podría extenderse a más consellerias como la de Vivienda, cuyo personal también está obligado a desplazarse por diferentes puntos del territorio valenciano.

Los vehículos no podrán superar los diez años

Entre los requisitos, las empresas adjudicatarias de ambos lotes dispondrán de centralita telefónica para recepcionar las reservas las 24 horas del día. En cuanto a las tarifas, en el caso del taxi se aplicarán las aprobadas por la Conselleria, mientras que en el caso de la empresa de VTC se aplicarán sus precios.

Para la acreditación de los servicios prestados, al finalizar cada viaje se entregará al usuario del servicio un ticket que incluirá la fecha y hora, la identificación del usuario del servicio y el importe. Además, los vehículos deberán ir identificados por su matrícula, debiendo además incorporar los distintivos de taxi o de VTC de manera que permita su identificación. La antigüedad del turismo que preste el servicio no excederá, con carácter general, los diez años contados desde su primera matriculación, mientras que para vehículos eléctricos o adaptados a personas con diversidad funcional no excederá de doce años.

Otra de las exigencias que incluye el pliego es que los vehículos mantendrán visible, desde el exterior y sin interferencias en su entorno, el número de autorización y el distintivo del municipio o área. Deberán estar en perfectas condiciones, contar con sistema de comunicación que permita su localización inmediata y estar provistos de la autorización de la Generalitat Valenciana que les habilite para la prestación del servicio de transporte público de viajeros en automóviles de turismo, así como las licencias que correspondan al ámbito territorial en el que operan.

En el capítulo de personal, la empresa adjudicataria del servicio deberá contar con una dotación suficiente de medios y personas bajo su dirección para poder cumplir con los requisitos de disponibilidad exigidos. Además, los conductores deberán estar habilitados por el Servicio Público de Transporte de Viajeros debiendo quedar acreditada la autorización administrativa correspondiente. El personal que la empresa adjudicataria adscriba a la prestación se encontrará vinculado únicamente con la empresa, no pudiendo alegar en ningún caso derecho alguno en relación con la Generalitat valenciana.

Valencia Plaza

Últimas noticias