Detenidos dos jóvenes por causar daños a un taxi en A Coruña

policia local coruña

La noche coruñesa obligó a la Policía Local a intervenir por dos incidentes registrados en la madrugada de este domingo. El primero se registró a las 05.35 horas, cuando una patrulla que se encontraba en la plaza de Pontevedra escuchó una fuerte discusión a la altura de la parada de taxis de la calle Modesta Goucouria. Al dirigirse hacia el lugar indicado, observaron que, de repente, como la gente se dispersó y salió corriendo detrás de un taxi un joven con el torso desnudo en dirección hacia la calle Juan Flórez.

Varios transeúntes indicaron a los agentes que ese y otros jóvenes habían discutido con un taxista y le habían propinado varios golpes al vehículo que acababa de abandonar el lugar, por lo que salieron detrás del joven para que depusiese su actitud, ya que, además de correr por el medio de la calzada, ponía en riesgo su integridad y la seguridad vial. Lejos de colaborar, el varón se negó a obedecer los requerimientos para que fuese para la acera e insultó y amenazó a los policías de manera reiterada.

Hasta el lugar se acercaron la hermana y un amigo del joven y lograron que se refugiara en la acera. No obstante, se negó a identificarse e informar sobre lo acontecido y las causas de correr detrás del taxi. Ante la falta de colaboración y nuevas amenzas, los agentes solicitaron apoyo policial. Mientras, la hermana y el acompañante del joven manifestaron que la causa de la persecución fue que el taxista se negó a llevarlos.

Al poco rato se presentó el taxista, el cual manifestó que se negó a realizar el viaje dado el estado de embriaguez o efectos de drogas que presentaba el citado joven. Una decisión que causó que lo amenazasen e insultasen. Incluso llegaron a romperle la antena y rayarle el lateral derecho delantero.

El relato de los hechos del taxista provocó que comenzaran de nuevo las amenazas tanto a los agentes como al propio conductor. En un momento dado, el varón golpeó en un brazo a un agente y se dio inmediatamente a la fuga por medio de la calzada. Tras ser neutralizado, fue detenido y denunciado por un concurso de delitos de daños intencionados en vehículo y desobediencia grave a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones. Quedó puesto a disposición judicial y custodiado en los calabozos policiales.

Robo de un móvil y una cartera en un local de fiesta, agresiones a un particular y desobediencia a las autoridades

Poco después, a las 06:25 horas, otra patrulla se trasladó a un local de fiesta situado en el centro de la ciudad tras recibir el aviso de un portero de que tenía retenido a un hombre que, poco rato antes, fue detectado infraganti por la propia víctima a la que le acababa de sustraer una cartera del bolso. También le había robado el móvil, recuperado más tarde entre las pertenencias del supuesto ladrón.

A la llegada de los agentes la persona retenida mostró una actitud agresiva y se negó a identificarse y a colaborar. Incluso trató de abandonar el lugar y, al serle impedido, comenzó a amenazar a los dos policías con ademanes de agredirlos. Dada la situación, intentaron reducirlo a la fuerza con la ayuda del portero que resultó lesionado en la cara durante las acometidas del detenido.

Por todo ello, el varón, de 47 años y nacionalidad egipcia, sin identificar fehacientemente, fue denunciado ante el juzgado de guardia por un concurso de tres delitos: hurto continuado en grado de tentativa, lesiones y resistencia grave a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones.

La Voz de Galicia

Últimas noticias