Almeida propone una tarifa ecológica para el taxi en días de alta contaminación

El regidor propone, asimismo, que el precio cerrado en los taxis funcione desde el 1 de enero

taxi Madrid

Con 2019 tocando a su fin, un año que arrancó con el sector del taxi protagonizando uno de los conflictos laborales más duros en la ciudad de Madrid, el Ayuntamiento de la capital mira ahora hacia este medio de transporte con la intención de introducir importantes modificaciones para el año 2020 en un servicio público que se sitúa rozando las 16.000 licencias en la región en el presente curso, según los datos que aporta el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La intención del Consistorio que dirige José Luis Martínez-Almeida es “ofrecer más garantías al usuario del taxi” y “dotar de mayor competitividad al sector ante la aparición de nuevos modelos de transporte alternativos”, señalan a EL MUNDO fuentes municipales. Para ello, la corporación municipal apuesta principalmente por dos medidas: establecer una tarifa cerrada para el viajero en cuanto contrate el servicio y la creación de una tarifa ecológica en escenarios donde se restrinja la circulación a los vehículos por la alta contaminación, según ha sabido este periódico.

Esa tarifa cerrada se aplicaría en recorridos precontratados al estilo de servicios de transporte como las empresas de VTC Cabify o Über, pero con una ligera modificación. El usuario conocerá el precio cerrado del servicio en las tarifas 1 y 2 -trayectos ordinarios en cualquier día de la semana laborable, fin de semana o festivo independientemente de la hora- en el momento que haga la contratación indicando el origen y el destino del trayecto a realizar. Y ese sería el precio máximo que abonaría el cliente teniendo en cuenta los parámetros que el Ayuntamiento de la capital está negociando con el sector.

A pesar de que se establecerá ese precio cerrado al inicio del trayecto, el taxista deberá poner a funcionar el taxímetro cuando se inicie la carrera del cliente. Una vez llegado al punto de destino, este abonará la cantidad menor: bien la que marca el taxímetro o bien la que le ha sido asignada durante la contratación del servicio.

Este modelo comenzaría a funcionar el 1 de enero de 2020, confirman fuentes municipales a EL MUNDO, que aseguran que esta medida “pretende ofrecer un mejor y novedoso servicio al usuario” y que en estos momentos se está consensuando exactamente todos los detalles con las asociaciones representativas del sector del taxi.

La segunda medida en la que trabajan desde el equipo de gobierno de Almeida y que se encuentran negociando con la Comunidad de Madrid es la creación de una tarifa ecológica. Una tarifa que se aplicaría los días en que se activen las medidas restrictivas de circulación para vehículos cuando se produzcan episodios de contaminación por emisiones de dióxido de nitrógeno. En las jornadas en que se den estos supuestos, los clientes tendrán un 10% de descuento en la aplicación de la tarifa 1, es decir, de lunes a viernes laborable en horario de 7 a 21 horas.

Además, para el año 2020, el Consistorio ha propuesto al sector del taxi unificar el precio máximo por recogida cuando se solicita un servicio por vía telefónica o telemática en el área de prestación conjunta (APC), que encuadra tanto el municipio de Madrid como otros 45 de toda la Comunidad.

Actualmente esa cuantía máxima es de cinco euros en la capital y de ocho si la recogida se realiza en algún otro ayuntamiento de la región. La propuesta, según ha podido saber este diario, recoge que se iguale a esos cinco euros en todo el APC independientemente de donde se produzca la recogida.

El proyecto para esa modernización del sector del taxi en la que trabaja el Ayuntamiento de la capital se cierra con la actualización de las tarifas según el Índice de Precios al Consumo (IPC) del transporte de la Comunidad de Madrid. Una actualización que se aplicará únicamente en la tarifa 2, es decir, en los trayectos nocturnos de lunes a viernes de 21 a 7 horas y los sábados, domingos y festivos independientemente de la hora. Así, la bajada de bandera pasará de los 3,10 euros que los usuarios pagan en la actualidad a los 3,15 que tendrán que abonar en 2020 mientras que el precio por kilómetro recorrida aumentará de 1,30 a 1,35.

El Consistorio de la capital ya envió esta propuesta sobre las tarifas a aplicar en el sector del taxi del área de prestación conjunta a la Comisión de Precios de la Comunidad de Madrid el pasado 14 de noviembre, señalan fuentes municipales a este periódico. Ahora queda en manos de la Comisión valorar la propuesta municipal y proceder a la aprobación. Una aprobación que se producirá, previsiblemente, en la reunión fijada para el próximo viernes 13 de diciembre, donde se ha establecido un espacio para las propuestas de este sector.

Así, el año 2020 comenzará con importantes modificaciones para «la modernización del sector», que le dotarán de una “mayor competitividad” ante el crecimiento que han experimentado otras opciones de movilidad como es el caso de Uber y Cabify, cuya regulación fue uno de los puntos que más controversia creó en las movilizaciones del taxi de inicios de 2019.

Aún así, pese a estas modificaciones en los servicios precontratados o en días donde se activen los protocolos anticontaminación, desde la corporación municipal inciden en que “prácticamente todo el cuadro tarifario permanece sin variaciones con respecto a las tarifas del presente año”.

El Mundo

Últimas noticias

Call Now Button