Josué, uno de los taxistas de AGATM que presta servicio gratuito a sanitarios

“En el mundo del taxi te puedes encontrar a todo tipo de gente… Pero yo creo que, cuando hemos tenido que ayudar, lo hemos hecho. Somos gente solidaria”, se enorgullece

“O nos curamos todos o nos morimos todos”. La filosofía de Josué Arnold es sencilla. Por eso, ha decidido ayudar. En su cabeza tiene bien interiorizada la máxima de que el taxi tiene que cumplir con el servicio público. Esa es la razón por la que ha decidido no parar. Quiere ayudar, de cualquier forma. Y lo puede hacer, simplemente, montándose en su coche y transportando a enfermos y médicos.

Josué ha decidido prestarse para el servicio sanitario gratuito para transportar a sanitarios. Es decir, se ha sumado a sus compañeros para llevar a los médicos a las casas de los enfermos que no pueden salir de sus casas por diferentes motivos. “En el mundo del taxi te puedes encontrar a todo tipo de gente… Pero yo creo que, cuando hemos tenido que ayudar, lo hemos hecho. Somos gente solidaria”, se enorgullece.

Estos días, casi siempre, acudiendo a hospitales. Sin hacer la calle –como comúnmente llaman en el sector a estar fuera y coger clientes– pero disponible en todo momento en su casa. Si lo necesitan, él acude. “Tengo un taxi de seis plazas, para minusválidos… Entonces, si me necesitan, pues voy. Y luego hay muchos clientes que me llaman directamente”, explica. Siempre, como todos, cumpliendo con las posibles medidas higiénicas para prevenir un posible contagio: “Limpio los sillones con desinfectante, mantengo la distancia… Pero no le tengo miedo al virus. Soy consciente de que la mayoría vamos a contagiarnos y ni siquiera nos vamos a dar cuenta. Yo asumo el riesgo para ayudar”, finiquita.

El Español

Últimas noticias

Call Now Button