Vila concede 12 nuevas licencias de taxi por la vía de urgencia

Desde la oposición criticaron la medida al considerar que no es el momento adecuado para impulsarla y que tiene un claro interés recaudatorio

El Pleno del Ayuntamiento de Eivissa aprobó ayer, por vía de urgencia, las bases de la convocatoria de 12 nuevas licencias de taxi para el municipio. El Consistorio ya aprobó el año pasado una primera docena de licencias y todavía faltaría otra más para cubrir las necesidades en materia de taxi, según un estudio elaborado en 2017.

Desde la oposición criticaron la medida al considerar que no es el momento adecuado para impulsarla y que tiene un claro interés recaudatorio más que responder a una necesidad real del municipio.

El valor del canon de cada licencia es de 160.000 euros para los taxis adaptados a personas con movilidad reducida y 180.000 euros para los regulares, si se aplican las mismas bases que en la convocatoria del año 2019, por lo que el total recaudado podría ascender a más de dos millones de euros.

Necesidad estructural

El concejal de movilidad, Aitor Morrás, justificó la urgencia debido a que el expediente estaba preparado para que se aprobara en el pleno de ayer, pero se había «traspapelado».
Instó a los miembros del pleno a observar poner en perspectiva la necesidad de nuevas licencias y no pensar solo en el momento de crisis actual. «Las licencias de taxi que traemos hoy no son solo para este año sino que darán servicios en las próximas décadas», justificó el concejal.

Indicó que los informes que justifican la medida se realizaron conforme a la realidad habitual de la ciudad, distinta a la que ha padecido en los últimos dos meses. «Tenemos que adelantarnos y ser previsores para tener un servicio que cubra los intereses de los ciudadanos y las personas que nos visitan». El municipio pasará a tener 158 taxis fijos, informó el concejal.

Recaudatoria

El concejal por Ciudadanos, Roberto Algaba, construyó sus argumentos sobre el propio informe municipal, del que consideró que se desprende la necesidad de disponer de más licencias estacionales, no permanentes.

El informe establece dos alternativas: incorporar 36 licencias fijas o 39 licencias estacionales.

«¿Han hecho mediciones en marzo para saber si el número de taxis que hay son necesarios para cubrir la demanda? Si en marzo decimos que muchos taxis se quedan en casa, ¿a qué viene poner más taxis?», cuestionó.

Es por ello que instó a regular en primer lugar el sector insular del taxi para conocer las necesidades reales antes de tomar decisiones respecto a la puesta en marcha de nuevas licencias. Valoró que el sesgo de error puede ser «enorme» si no se tiene en cuenta el transporte de viajeros a nivel de isla.

Críticas a Eivissa Oberta

Los grupos PP y Ciudadanos presentaron sendas mociones de control respecto a la iniciativa ‘Eivissa Oberta’, puesta en marcha las pasadas semanas en Vila que supone el cierre al tráfico rodado de diversas calles el sábado y el domingo para ofrecer más espacio a los peatones y la limitación de acceso a residentes en el casco urbano desde la E-10.
Desde la oposición criticaron que la medida se haya impulsado de forma improvisada y preguntaron por su coste económico, las plazas de aparcamientos desaparecidas o la justificación.

Aitor Morrás recordó que la medida estaba basada en una orden ministerial que insta a las entidades locales a tomar medidas para ampliar los espacios de paso a peatones y bicicletas.

Consideró la medida como «feminista» porque «una ciudad sin coches es más segura y son las mujeres las que hacen la mayoría de trayectos a pie como acompañantes de los niños a la escuela y visitas a personas dependientes». También calificó la iniciativa de «sostenible, accesible y segura».

Periódico de Ibiza

Últimas noticias

Call Now Button