Le roban el coche a una taxista de Gijón a punta de navaja

La víctima relata que en la zona de El Musel le pusieron una navaja en el cuello: «O te bajas o te pincho», le advirtieron; después huyeron

taxi-gijon

Una taxista de Llanera sufrió en la tarde de ayer el robo de su vehículo a punta de navaja -un Opel Zafira de color negro y con la matrícula azul de servicio público-, tras acudir a realizar un servicio al Motel Cancún, situado en la localidad de Santa Rosa, en la parroquia de Lugo de Llanera. Los presuntos autores de este robo con intimidación fueron tres individuos, quienes habían solicitado primero a la conductora que les llevara hasta una chatarrería de Gijón.

Los hechos ocurrieron sobre las siete de la tarde. Según explicó ayer la víctima N. S. F. a este diario, durante el trayecto los ocupantes modificaron el destino y le pidieron que les llevara hasta la Campa Torres y circulando por carreteras secundarias. Una vez en el lugar, y al advertir la presencia de gente en la zona, comenzaron a excusarse de que no sabían muy bien al punto al que se dirigían. Entonces, uno de ellos simuló que llamaba a una mujer y le preguntó que dónde se encontraba su vivienda. Finalmente, se dirigieron a la zona de El Musel y estacionaron junto a un campo de fútbol.

De nuevo, uno de los ocupantes volvió a simular otra llamada telefónica, mientras los otros dos se bajaban del vehículo. Seguidamente, estos últimos le abrieron la puerta a la taxista y le pusieron una navaja en el cuello. «O te bajas, o te pincho», fueron sus palabras intimidatorias. Ella accedió a sus pretensiones, se bajó del vehículo y les rogó únicamente que le dejaran su móvil, pero se negaron y emprendieron la huida lugar a toda velocidad y derrapando con el coche.

La víctima quedó abandonada en el lugar, pero tuvo la fortuna de encontrarse con un joven, que le prestó su móvil para que pudiera llamar a la Guardia Civil y a su marido y que permaneció con ella en el lugar hasta que acudieron a auxiliarla. «Me gustaría darle las gracias por su comportamiento», comentaba. Los hechos ya están denunciados ante la Benemérita y la Dirección General de Tráfico para tratar de localizar el vehículo. Tras el susto sufrido, su mayor preocupación pasa ahora por recuperarlo para poder volver a trabajar. Y como detalle, comentó que el cristal trasero del coche tiene una pegatina bastante reconocible que pone ‘Flores Trisquel’.

A pesar de haber resultado ilesa, la taxista a partir de ahora va a renunciar a realizar determinados servicios por seguridad. Otra precaución que tomará tras esta mala experiencia será bloquear siempre su puerta.

Sin precedentes

El robo ha alterado la tranquilidad de los taxistas del concejo. El presidente de la cooperativa Radio Taxi de Llanera, Marcelino González, aseguró que, en los veinticinco años que lleva de ejercicio profesional, nunca había asistido a un robo semejante. Comentó que si bien eran conscientes de que en el concejo se habían producido algunos episodios de robos e inseguridad, «a nosotros nunca nos había pasado nada». Ni siquiera en los numerosos servicios que realizan con cierta periodicidad con el Centro Penitenciario Asturias. «Ahora estaremos un poco más intranquilos», reconocía el presidente del sector local, «aunque esperemos que sea algo aislado».

El Comercio

Últimas noticias

Call Now Button