“Es innecesario llenar la ciudad de transporte cuando lo único que hacemos es generar gasto y contaminar”

Entrevistamos al responsable de comunicación de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, José Miguel Fúnez, que hace una valoración de la situación que están viviendo actualmente y cómo prevé que serán los próximos meses

  • ¿Cómo es la situación actual del taxi madrileño por la crisis provocada por el coronavirus?

Pues la situación ahora mismo es bastante comprometida por la problemática que va a venir en el mes de septiembre. Durante el mes de agosto tuvimos una reducción de flota del 50 % por quincena, de modo que la primera quincena trabajaron las licencias acabadas en número par y en la segunda quincena trabajaron las licencias finalizadas en impar, manteniendo el día libre de lunes a viernes y reduciendo la flota en un 40 % de lunes a viernes y un 50 % los fines de semana.

En septiembre toda la flota va a estar en la calle y la situación, a nivel de pandemia, está empeorando, ya que estamos viendo como están subiendo los casos.

Madrid está vacío y calculo que el tiempo de espera en una de las paradas de taxi habituales, que suelen tener mayor rotación en una situación habitual, puede ser de una hora y media o dos horas.

  • Imagino que no hay espacio ni en las propias paradas para todos y esto les obliga a tener que andar dando vueltas por la ciudad.

Sí, en Madrid tenemos 15.723 taxis y ahora mismo hay espacio, más o menos, para un 30 % de la flota de taxis. Dentro de ese 30 %, incluimos la parada de la T4 del aeropuerto, donde caben casi 1.200 coches. En el resto de Madrid hay espacio para unos 5.000 taxis y no sabemos qué hacer con el resto.

Esta situación genera mal humor en el profesional del taxi porque los coches tienen que estar parados para que no estén consumiendo. Ahora mismo los hospitales son los que más servicios nos están dando y en la Calle De Oña, donde está en Hospital Sanchinarro, donde antes había tres taxis ahora se han juntado 20 y pico, que tienen que aparcan en las plazas de aparcamiento de residentes porque no tienen más espacio. Los vecinos se quejan, pero ¿y dónde me pongo? Entiendo el malestar de los vecinos pero hay que ponerse también en nuestra piel, que tenemos que parar en algún lado si no hay espacio en las paradas.

  • ¿Van a solicitar que a partir de septiembre sigan con la regulación del 50 %?

Nosotros hemos vuelto a solicitar que revisen el estado de la pandemia y que hagan informes de movilidad de la ciudad en Madrid para equiparar la oferta a la demanda de taxis, al igual que se hace en otros transportes públicos.

No es necesario estar llenando la ciudad de transporte cuando lo único que hacemos es generar un gasto innecesario y contaminar la ciudad, y hay que recordar que durante el periodo de la pandemia los índices de contaminación han sido los más bajos de la historia.

  • Desde Federación han mandando una carta a Almeida exigiéndole ayudas para reflotar el sector. ¿En qué se basarían estas ayudas?

El pasado mes de agosto, el Gobierno sacó un real decreto ley por valor de 275 millones de euros, ampliables a 400 millones, para paliar las pérdidas de los servicios públicos locales. Entendemos que el taxi es titularidad del Ayuntamiento de Madrid, ya que lo que un taxista compra es la explotación de una licencia, la licencia es titularidad del Ayuntamiento y es el máximo responsable del sector.

Como titular de la licencia del taxi, solicitamos que el Consistorio reclame las ayudas o las pérdidas acarreadas durante esta pandemia para el sector y, a la vez, que solicite ayudas para la modernización y digitalización, no solamente a nivel de nuestro sector, sino de aplicaciones como TXMad, una app que se está quedando obsoleta. Queremos que se convierta en una aplicación de referencia para el usuario, con la que se pueda calcular el precio del trayecto, en la que pueda dejar cualquier sugerencia o reclamación, y, además, que tenga un servicio hacia los intermediarios de servicios de taxi en Madrid para que a través de esta app se pueda hallar el precio cerrado máximo. Que sea obligatorio utilizar TxMad, y así lo recoja la ordenanza, para hallar ese precio máximo del trayecto cuando lo solicita el cliente.

  • Después de haber estado prestando servicios sanitarios de forma gratuita, ¿esperaban más apoyo por parte de las administraciones?

Sí, pero yo creo que no debemos echar en cara lo que hemos hecho de buena voluntad. El hecho de haber prestado servicios sanitarios de forma gratuita ha sido algo que nos ha salido del corazón, en los peores momentos hay que tener voluntad de ayudar a la gente.

Pero sí, el taxi ha demostrado que es un servicio público que está siempre en los momentos buenos y en los malos y que forma parte de la ciudad. Hemos recibido muy poco apoyo por parte de la Administración durante los meses más duros de la pandemia, aún realizando estos servicios de forma gratuita, pero tampoco esperábamos mucho más. La política no nos crea confianza a día de hoy y, durante el último año y pico, nos ha estado dando una de cal y otra de arena.

  • Por otro lado, se están dando los primeros pasos para una nueva ordenanza del taxi en Madrid. ¿Qué le parecen las modificaciones que incluye este nuevo texto?

En las tres reuniones que hemos tenido, en las que, en dos de ellas, ha estado el delegado de Medio Ambiente, Borja Carabante, hemos solicitado tener conocimiento de qué baremos se van a tomar para aprobar una ordenanza de medidas conjuntas entre las asociaciones, y si se va a valorar el porcentaje de representación de cada una de ellas. Se nos ha dicho que se va a modificar todo aquello con lo que no estemos de acuerdo las asociaciones, así que se ha hecho un escrito de modificaciones conjuntas que se ha remitido a la directora general de Movilidad, Marta Alonso.

Por ejemplo, que haya una modificación y una imagen totalmente diferente de los taxistas, con una uniformidad o un color corporativo que nos caracterice. Hay otro tipo de modificaciones como, por ejemplo, la licencia por puntos. Estamos todos en contra de esto porque en licencia por puntos solo se sanciona al titular de la licencia y creemos que hay que buscar una fórmula en la que todos, también asalariados y demás modalidades, estén recogidos en un solo permiso municipal conjunto.

El Ayuntamiento de Madrid nos decía que no había ninguna manera de hacerlo, ya que no había un régimen sancionador a nivel de reglamento que pudiera acogerse a ese permiso municipal conjunto. Nosotros estuvimos estudiándolo con nuestros abogados y la fórmula que están utilizando en otros lugares es incluir ese régimen sancionador dentro de la ordenanza, para que se pueda sancionar a nivel de ordenanza y no a nivel de reglamento.

  • ¿Cómo esperan desde la Federación que sean los próximos meses para el sector?

Pues igual que para el resto de la sociedad, la ciudad es una cadena que tiene un engranaje y, en cuanto falta un trozo de la cadena, automáticamente nadie funciona.

Hasta que no recuperemos la situación anterior, en la que la cadena funcionaba correctamente, nosotros vamos a estar en una situación muy comprometida. El Gobierno va a tener que tomar medidas de cara a la ampliación de los ERTEs y prolongarlos, ya no como dicen las asociaciones de autónomos, sino hasta el 31 de diciembre para ir viendo la mejoría que puede tener la pandemia y, consecuentemente, las empresas que funcionamos en las ciudades.

Esto no es solo algo que afecta a Madrid, afecta a nivel nacional, y en este país somos 67.000 licencias de taxi y, del mismo modo que lo estamos pasando mal en Madrid, me pongo en la situación de los taxis rurales de pueblos de Galicia, de Castilla La Mancha y de otras comunidades de España, y tiene que ser muy difícil para todos ellos.

Esperamos que entre todos podamos salir de esto y desde FPTM y Antaxi no han quedado por solicitar ayudas a ninguna de las administraciones, tanto a nivel nacional, como autonómico, regional y local. Esperamos que no hagan caso omiso a estas peticiones y que, esa salida que parece que se le está prestando al transporte de viajeros, no la veamos pasar de largo, como en otras ocasiones. Que no haya unos daños colaterales para muchos compañeros que acaban de empezar, que tienen que pagar una hipoteca y mantener a una familia y que, por lo tanto, necesitan sobrevivir.

Últimas noticias

Call Now Button