Taxistas, hosteleros y empresas distribuidoras de Cantabria se unen para manifestarse mañana

La marcha para pedir la reapertura de establecimientos de ocio nocturno y ayudas al sector comenzará en el Ayuntamiento de Santander y acabará frente al Gobierno de Cantabria

A los hosteleros, taxistas y empresarios de distribución de bebidas y alimentación se les ha acabo la paciencia. No pueden aguantar más que muchos de sus negocios de ocio nocturno continúen cerrados (desde el pasado día 17 de agosto), una decisión tomada por el Gobierno de Cantabria y amparada por los tribunales. Por todo ello, la Asociación de Empresas de Ocio Nocturno, la Federación Cántabra del Taxi y Adishoreca (Asociación de Empresas Distribuidoras de Bebidas y Alimentación) se han unido para convocar una manifestación el próximo miércoles, día 16 de septiembre, en Santander, para exigir la reapertura de estos establecimientos y ayudas al sector.

Se estima que un total de 15.000 empleos de los tres sectores están en riesgo en Cantabria y por eso habrá una manifestación el próximo miércoles (a partir de las 11.30 horas), desde el Ayuntamiento de Santander hasta Peña Herbosa. En la sede del Gobierno de Cantabria, los manifestantes registrarán un documento dirigido al Presidente del Gobierno en el que se plasma el escenario económico que se abre para los autónomos, empresas y trabajadores tras la decisión que ha convertido al ocio nocturno en el único sector actualmente afectado por un cierre total y el que durante más tiempo hasta la fecha ha permanecido sin ayudas y sometido a limitaciones horarias que afectan al desarrollo de la actividad económica desde el inicio de la pandemia.

Tras un mes desde que se decretó el cierre de los locales de ocio nocturno, la evolución de las cifras de contagios y nuevos brotes en Cantabria no solo no avalan la teoría que señalaba a estos negocios como posibles focos sino que los datos negativos han seguido creciendo derivados de la proliferación de eventos privados no controlables surgidos como alternativa al ocio reglado y seguro.

Los tres colectivos empresariales, que representan a empresas que sostienen en la Comunidad cerca de 5.000 empleos directos y más del doble de empleo indirecto, revindican ayudas y la inmediata apertura de los locales de ocio nocturno, de acuerdo al protocolo que Sanidad establezca para garantizar la seguridad de público y trabajadores y la viabilidad económica de los negocios al igual que ha hecho en el resto de sectores económicos.

La Federación Cántabra del Taxi, por su parte, reclama la falta de ayudas por parte del Gobierno Regional, habiendo sido excluidos del Cheque de Resistencia y del Cheque de Autónomos, pese a que el sector fue declarado servicio esencial durante el Estado de Alarma y estuvo obligado a seguir prestando servicio a los ciudadanos.

Las empresas de ocio nocturno reclaman además ayudas para el sostenimiento de los gastos fijos que se mantienen pese al cierre como es el caso de los alquileres, en la mayor parte de los casos muy elevados al tratarse de locales situados en zonas estratégicas y con licencias que les habilitan para su explotación dentro del ocio nocturno.

El presidente de la Asociación de Empresas de Ocio Nocturno, Ángel Suárez, ha recordado que de prolongarse la situación de cierre, este será definitivo para una porcentaje alto de las 300 empresas del sector lo que va a acarrear consecuencias también sobre la economía de los propietarios de locales que van a quedar sin uso durante un tiempo prolongado así como para los propios municipios que van a ver como zonas enteras consideradas «de moda» van a degradarse por la concentración de locales sin uso.

Las más de 300 empresas de ocio nocturno de Cantabria asumen que perderán este verano 20 millones de euros por las limitaciones en su actividad, unas limitaciones que están impactado muy negativamente sobre la facturación de empresas y autónomos de distribución de bebidas y alimentos.

Las consecuencias sobre el empleo son incalculables, pero «si en lugar de estar en riesgo la desaparición de 15.000 empleos de pequeñas empresas y autónomos se trata de la mitad de ellos en una única industria como Sniace, el presidente Revilla y la Alcaldesa de Santander no estarían mirando hacia otro lado sino pidiendo con nosotros a Sanidad que evite la ruina de miles de familias».

El Diario Montañés

Últimas noticias

Call Now Button