Los taxistas se sumarán al paro de las Guaguas de mañana por el aumento de actos vandálicos

El pleno debate una moción de CC-UxGC para implantar una estrategia de seguridad específica para el transporte público frente a los ataques

El paro convocado por los trabajadores de Guaguas Municipales para denunciar la inseguridad en que trabajan debido al aumento de ataques vandálicos en la ciudad será respaldado también por el sector del taxi. Las cooperativas de San Cristóbal y Las Palmas, así como la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi (ATAT) llamaron ayer a sus asociados a sumarse a una jornada de protesta entre las 19.00 horas del sábado y las 06.00 horas del domingo. La razón es «la intolerable situación de falta de seguridad en el desempeño de nuestro trabajo, que se viene dando desde hace años, con lanzamiento de objetos contra nuestros taxis».

El paro de los taxistas coincide con el de los guagüeros en los días, si bien la huelga de Guaguas Municipales se iniciará dos horas antes y acabará tres horas más tarde que la del taxi.

Tres representantes del transporte público -uno de Guaguas Municipales, otro de Global y un tercero del taxi- intervendrán hoy en el pleno para que el grupo de gobierno sea consciente del problema de las agresiones contra los vehículos del transporte público. En lo que vamos de año, dieciséis vehículos de Guaguas Municipales, once de Global y una docena de licencias municipales han sufrido daños de diversa consideración como consecuencia del impacto de piedras, huevos y otros objetos.

Además, el presidente de la ATAT, Francisco Reyes, denuncia que el taxi ha sufrido tres atracos en la capital grancanaria en las últimas semanas.

Seguridad vial

El portavoz de los conductores de Guaguas Municipales en el pleno de hoy será Wolfang Alcántara, quien advierte de que el riesgo de los ataques no solo estriba en que un usuario o un trabajador resulte herido, sino que como consecuencia del impacto se produzca un accidente de tráfico. «Cuando vas conduciendo y ves un grupo de jóvenes ya se te pone la mosca detrás de la oreja», expone Alcántara.

Y eso sin contar con los daños económicos y el trastorno que representa para el usuario ya que la inmovilización de los vehículos por los ataques dificulta la prestación del servicio al no poderse activar toda la flota necesaria. Hay que recordar que en la festividad de Halloween del año pasado, los ataques dejaron en dique seco a 111 vehículos.

Alcántara también denuncia que «nos han obligado a ir a la huelga porque ni el concejal ni nadie del Cabildo o de la Autoridad Única del Transporte ha venido a sentarse con nosotros».

Otro ataque con piedras daña una guagua y afianza la convocatoria de huelga del sábado

El técnico de prevención y miembro del comité de empresa de Global, Alberto Marrero, denuncia que este año se han producido ya tantos ataques (26) como todo el año pasado, incluyendo los incidentes registrados en la capital y en Telde. En la última festividad de Halloween, los daños económicos sufridos por once vehículos superaron los 10.000 euros.

Por su parte, Francisco Reyes reclamó también al Ayuntamiento la activación del botón del pánico en el Centro de Emergencias para lograr una asistencia rápida y efectiva por parte de la Policía Local cuando un taxista se encuentre en una situación de seguridad comprometida. Esta asistencia está contemplada en la norma municipal desde 2014.

La participación en pleno de los tres representantes del transporte público se producirá hoy en el marco de una moción que presenta Coalición Canaria-Unidos por Gran Canaria para que se estudie «la implantación de una estrategia de seguridad específica para el transporte público, que ponga fin a las agresiones que están sufriendo los trabajadores» del transporte.

Canarias 7

Últimas noticias

Call Now Button