El Gobierno subirá también las primas de los seguros de automóviles

El borrador de los Presupuestos Generales del Estado no solo contemplaba una posible subida al diésel: también contiene un incremento en la prima de los seguros de automóvil

Sí, el posible nuevo impuesto al diésel ha acaparado en las últimas horas toda la información sobre los nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 en lo que al sector del automóvil y a los conductores se refiere. Eliminar la bonificación de este combustible equipararía su precio al del litro de gasolina, encareciendo notablemente cada depósito de los coches de gasóleo. Ante su polémica, Ciudadanos aseguró haber pactado finalmente con el Gobierno su eliminación para este próximo año.

Sin embargo, el borrador de los nuevos Presupuestos Generales del Estado no solo contempla esta nueva tasa para los automovilistas, sino que también incluye otra que además afectaría a todos los conductores de este país, independientemente del tipo de combustible de su coche. Aunque ha pasado más desapercibida esta medida, se trataría de una nueva subida en las primas de los seguros de automóviles. Pero, ¿de cuánto?

Según contempla así inicialmente el borrador de los PGE que debe someterse a aprobación posteriormente en el Congreso de los Diputados, el Gobierno ya ha aprobado un incremento en estas primas de los seguros de entre un 6 y un 8 por ciento. El incremento en esta tasa, según las primeras estimaciones, podría suponer una subida anual de unos 8 euros de media para todos los conductores.

Aunque parezca una subida relativamente asumible y no demasiado grande, con este nuevo incremento en las primas del automóvil el Gobierno espera recaudar unos ingresos adicionales de nada menos que 270 millones de euros para el Estado. Este es por el momento el cálculo que ha realizado el Real Automóvil Club de España (RACE) teniendo en cuenta el precio medio de las pólizas de seguros de los aproximadamente 34 millones de vehículos que hay matriculados en España.

Ante el contenido de este borrador del Gobierno, el RACE considera que estas nuevas tasas son “totalmente injustas” para el automovilista. Si el nuevo impuesto al diésel supondría también, según sus cálculos, una subida de hasta 2,5 euros más de precio por cada depósito de combustible, el incremento de la prima de los seguros se sumaría también a los propietarios de coches diésel, además de afectar a todo el resto igualmente.

El RACE ha emitido un comunicado en el que considera que “la aplicación de estas subidas de impuestos bajo el pretexto de querer minimizar la huella de contaminación, sobre todo en aquellos vehículos que más influyen en la misma (los coches diésel de más de 15 años, por ejemplo) es estéril, ya que, en una situación de crisis financiera como la actual, lo único que se conseguiría es asfixiar más a los propietarios con las nuevas cargas impositivas”.

De confirmarse este incremento en las primas de los seguros, la subida afectaría tanto a vehículos particulares, como trabajadores autónomos o empresas. Según denuncia el RACE, los conductores europeos ya aportan al Estado aproximadamente un 70% de los ingresos generados por impuestos y tasas derivadas del transporte por carretera, mientras que los gobiernos solo reinvierten en beneficio del colectivo poco más de la mitad de lo recaudado.

Autopista.es

Últimas noticias

Call Now Button