El aeropuerto de Alicante abre el verano con colas para pedir un taxi y sin la ampliación de licencias

La concentración de vuelos nocturnos provoca esperas de madrugada en la terminal

El déficit de taxis en el aeropuerto, unido a la concentración de vuelos nocturnos y al arranque de la temporada alta ha empezado a originar las primeras colas de turistas en El Altet a la espera de un servicio de transporte. La historia se repite con la llegada del verano y, pese a que el Ayuntamiento de Elche ya ha accedido a ampliar las licencias, como mínimo hasta agosto no se espera que puedan entrar en vigor.

En plena semana de Hogueras en Alicante y con el inicio oficial del verano la demanda de taxis en el aeropuerto de El Altet ha empezado a desbordar a los conductores que prestan servicio en una de las terminales con más pasajeros de toda España. En horas señaladas, a partir de las once de la noche cuando coinciden varios vuelos y llegadas atrasadas es cuando se acumula el trabajo para los taxistas y se forman las colas.

El jueves, por ejemplo, cerca de la medianoche varios pasajeros se encontraron a su salida del avión con la falta de transporte para poder desplazarse a sus destinos y tuvieron estar de plantón esperando a que llegaran los taxis que en ese momento se encontraban yendo y viniendo. Eso sí, muchos coincidieron que, esta vez, las demoras no alcanzaron más de la media hora. Desde la directiva de Radio Elche, por su parte, defendieron que se trata de una semana muy especial y difícil, justificaron que las esperas fueron puntuales y apuntaron que en una semana normal esto no ocurre.

Ahora mismo, en el aeropuerto de El Altet operan dos tercios de la flota, alrededor de 120 taxis y el Ayuntamiento ha reforzado los horarios desde el 1 de julio hasta el 28 de octubre para que los taxis que se encuentren en turno de descanso puedan ayudar en las horas punta en el aeropuerto, finalizando el refuerzo dos horas después del último vuelo. Se trata de una medida a la que el Consistorio ilicitano recurre habitualmente con la llegada de la temporada alta para atender la creciente demanda en el aeródromo provincial.

Después de las quejas que años atrás se vienen produciendo, pese a ese refuerzo de horarios, por el déficit de taxis, el equipo de gobierno autorizó en mayo 18 permisos nuevos con el argumento de mejorar el servicio y garantizar la cobertura en el término municipal. Sin embargo, el verano ha arrancado y todavía no se han entrado en vigor esas licencias nuevas con las que reforzar el servicio del taxi.

Desde el equipo de gobierno, el edil de Movilidad en funciones, Felip Sànchez, aseguró que a finales de julio está previsto que se realicen las pruebas para obtener el certificado de taxista, un trámite necesario para poder optar después al permiso municipal. Algo que viene con retraso, ya que el tripartito anunció que el examen sería en junio. A partir de ahí, las nuevas licencias se llevarán a junta de gobierno para que puedan ser aprobadas, con lo que, como mínimo, hasta agosto no habrá más autorizaciones.

Sector dividido

Frente a la autorización de 43 plazas que permitía la Generalitat Valenciana para Elche, el tripartito ha optado inicialmente por aprobar 18 permisos nuevos, nueve para vehículos ordinarios y otros nueve para eurotaxis.

Se trata de una cifra con la que el equipo de gobierno ha decidido empezar a tirar para ver cómo funciona el servicio y comprobar si esos permisos son suficientes para cubrir las necesidades. Para 2019 y 2020 está previsto que el Ayuntamiento ilicitano pueda seguir ampliando el número de autorizaciones hasta llegar a esas 43 que concibe el Gobierno valenciano. En este sentido, desde el área de Movilidad se aferran también a que han apostado por esta medida con el objetivo de «favorecer a los usuarios y, al mismo tiempo, de no perjudicar a los trabajadores».

Ante los planes del equipo de gobierno, el sector del taxi en Elche está dividido. Por un lado, desde la cúpula de Radio Elche son reacios a que se concedan más permisos por el aumento de la competencia. El actual presidente del colectivo, José María Bretones, habla incluso de que con los planes del Ayuntamiento «nos van a hipotecar durante tres años». La directiva aseguró que los permisos actuales son suficientes y que en invierno el trabajo se reduce, por lo que rechazan un aumento de los permisos. Frente a ello, no todos los trabajadores del sector opinan igual. Hay quienes critican que con la demanda que hay en el aeropuerto se deja a la ciudad sin taxis en verano y a las pedanías como La Marina. Es más, no solo están a favor de que el Ayuntamiento autorice 18 licencias, sino que directamente piden que se llegue este año a las 43 que ha concedido el Consell. Desde el sector defensor de la ampliación de los permisos, muchos de ellos asalariados, criticaron incluso que la alta carga de trabajo les obliga a prestar servicio sin descanso todos los días.

Llegada del AVE

Los argumentos que ha dado el Ayuntamiento para apostar por esta medida son la futura llegada del AVE a la ciudad, la creciente demanda en el aeropuerto y las necesidades detectadas. Y es que desde el Ejecutivo local alegan haber recibido muchas quejas de usuarios por la falta de este transporte público durante los pasados veranos.

Esta necesidad ya quedó en evidencia en el verano de 2016, con el aumento de viajeros en el aeropuerto Alicante-Elche. Fue a raíz de aquello cuando el aeropuerto hizo llegar al Ayuntamiento la necesidad de ampliar la flota de vehículos, una demanda que se suma a la de personas con movilidad reducida y a la de diferentes particulares que pidieron al Ayuntamiento reforzar el servicio. Comenzaron, a partir de ahí las negociaciones con el sector.

Diario Información

Últimas noticias

Call Now Button