Aprobada la nueva ordenanza del taxi que regulará el sistema de control en el aeropuerto de Gran Canaria

El documento ha sido por fin actualizado tras estar durante décadas obsoleto. El servicio pasará a estar controlado por los ayuntamientos de Telde e Ingenio

La Concejalía de Transportes ya ha ultimado el proyecto de la nueva ordenanza reguladora del servicio del autotaxi en el municipio que, además de adaptarse a la normativa actual y corregir y mejorar ciertos aspectos de la anterior, recoge la entrada del servicio público de apuntadores. Se trata de un cambio en la fórmula con la que se distribuye el trabajo de los taxistas en Gando, que pasará a ser gestionado de forma directa por los consistorios de Telde e Ingenio, a través de Fomentas, tras haber suscrito un convenio conjunto para tal fin.

Ahora, el documento se trasladará al resto de grupos políticos con representación en el pleno para que puedan hacer sus alegaciones, luego será llevada a sesión plenaria para su aprobación y, por último, pasará a exposición pública para que la población también pueda hacer sus aportaciones. No en vano, se trata de una nueva ordenanza con la que se pretende prestar un mejor servicio a la ciudadanía.

En cualquier caso, el gran objetivo es que los consistorios de las dos localidades que prestan su suelo a la infraestructura aeroportuaria sean los encargados de regular de forma conjunta el servicio público de coordinadores-apuntadores del taxi en Gando, poniendo fin así a la problemática existente por la actual forma de gestionar este servicio.

Por otro lado, el convenio suscrito por ambas corporaciones especifica que cada administración estipulará en la correspondiente ordenanza fiscal el importe a atender por las licencias beneficiarias de la prestación del servicio, aplicándose el criterio de un importe anual por licencia que podrá ser satisfecho mediante abonos quincenales o mensuales, según se acuerde con los representantes del sector.

«Siempre han habido quejas entre los compañeros por denuncias ante supuestos casos de favoritismo, y esto se va a acabar», explica Agustín Arencibia, edil del área. Además, se trata de una medida que llega a instancias del Cabildo, que tacha a este sistema por el que se llevan rigiendo los taxistas en el aeropuerto en las últimas décadas de irregular.

De ahí surge la iniciativa de la creación de un servicio público de apuntadores. Se modificará la ordenanza del transporte en ambos municipios y se establecerá una ordenanza fiscal que fije un precio público a los taxistas por ese servicio, suprimiéndose así la histórica cooperativa de apuntadores. «El grueso de los taxistas está de acuerdo porque se obliga al que trabaje en el aeropuerto a pagar la cuota. También se consigue objetividad ya que la persona encargada de organizar los turnos en la parada no va a tener ningún interés con los taxistas y va a ser ecuánime», destaca Agustín Arencibia.

Canarias7

Últimas noticias

Call Now Button