Así mataron a Carlos, el taxista agredido por un motorista en Barcelona

De un golpe, así murió Carlos, el taxista de 53 años que sufrió una trágica agresión en Barcelona hace unas dos semanas a manos de un motorista que comenzó como una discusión de tráfico.

Según el vídeo que pudieron grabar testigos presenciales de los hechos y que ha difundido Antena 3, el motorista agredió, como ya avanzó Metrópoli, de un único puñetazo. También participó empujando a la víctima la acompañante del motorista.

El homicida es de nacionalidad venezolana. La acusación clama que no se conoce su paradero, no está registrado en España ni tiene papeles, por lo que piden prisión preventiva por el alto riesgo de fuga. Según explica el abogado Daniel Vosseler, todo apunta a que el propio motorista lanzó la moto al suelo para agredir al taxista, que había salido del vehículo.

CAMBIO DE TURNO

Carlos era un taxista de origen boliviano que aterrizó en Madrid para trabajar. En la capital española se convirtió en taxista. Hará un año y medio, se mudó a la capital catalana porque «admiraba la lucha sindical del taxi contra las VTC», explicó el portavoz del sindicato Élite Taxi, Tito Álvarez.

Ya en la ciudad, compartía el vehículo con su sobrina. Aquella trágica noche de jueves, el taxista había accedido a cambiar el turno de noche a su familiar y, mientras trabajaba, tuvo una discusión de tráfico con un motorista. Este le golpeó en la cabeza. Desde el sindicato, si bien creen que no hubo intencionalidad de matarlo, «sí la hubo de hacerle el mayor daño posible, pues no se quitó el guante de protección de la moto».

Carlos no murió en el acto, sino que fue trasladado en estado crítico y llegó vivo al hospital. En un primero momento, se le atribuyó un delito de lesiones. Sin embargo, la acusación ahora pedirá una condena por homicidio.

MANIFESTACIONES Y HOMENAJES

Durante la semana pasada, miles de taxistas se manifestaron pidiendo justicia para el taxista fallecido. Además, el sindicato se presentará como acusación particular y «pedirá homicidio con la mayor pena posible».

En la concentración, rindieron homenaje al conductor y los organizadores pidieron a los taxistas que «se lo piensen dos veces» antes de entrar al trapo en una discusión. «El ambiente está muy crispado en las carreteras barcelonesas», por lo que, ante una discusión, «lo mejor es quedarse dentro del coche», aconsejaron.

Metrópoli Abierta

Últimas noticias

Call Now Button