Aumentan los casos de ‘simpas’ en los taxistas de Zaragoza y hay tres personas reincidentes

“No pagar un taxi y hacer un simpa te hará que vayas a prisión unos días”, explica el abogado de la Cooperativa de taxistas

Los ‘simpas’ en los taxis han proliferado en Zaragoza desde 2017, explica el abogado de la Cooperativa de taxistas Marco Antonio Navarro. Hablamos, según cuenta a HOY ARAGÓN, de carreras de 12 euros que pueden llevar al estafador a prisión.

«Son delitos de estafa leve por la cantidad pero que nadie se confíe porque a pesar de que la cifra es paupérrima puedes ir a la cárcel». Y la pregunta es ¿entrar en prisión? : «Entras y puedes estar dentro varios meses», insiste este abogado penalista.

Cada semana acude a la cooperativa a atender denuncias de taxistas y lo que más se encuentra son agresiones e impagos. «Les pegan sin motivo; algunas agresiones son realmente graves. Hace poco atendí a un taxista que se había llevado una paliza por pedir a una pareja que le abonasen la limpieza del taxi ya que ella, en estado ebrio, había vomitado dentro del vehículo», relata Navarro.

El colectivo denuncia que actualmente hay hasta tres personas identificadas y que todos conocen que cada vez que se sube a un taxi en la capital aragonesa se marcha sin pagar asumiendo la denuncia del taxista. «Estas cosas no pueden normalizarse y hay que tener mano dura porque sino los estafadores ganan, y eso nunca se puede permitir», se reitera Marco Antonio Navarro.

El ‘modus operandi’ está claro, tan claro como el perfil de los agresores. En fin de semana, de madrugada a la puerta de algún bar de copas y actuando con una prepotencia y falta de respeto hacia el taxista que, dice Navarro, raya lo delictivo.

«Hace poco un hombre paró un taxi en el centro y abrió la puerta mientras el taxista se orillaba. Al ver que no paraba cerró dando un portazo. Cuando el taxista salió a recriminarle la actitud y a explicarle por qué no había parado, la emprendió a golpes con él», afirma este abogado.

SE MULTIPLICAN LAS DENUNCIAS EN MESES

Navarro asegura que en los últimos seis meses se han multiplicado las denuncias por este tipo de actos impropios, dice, de clientes «normales». «Son personas que creen que están por encima del bien y del mal y además el alcohol les hace desinhibirse más», asegura Navarro.

Tiene la intención de acabar con estos delitos y llevar ante el juez a los ‘simpas’ y agresores de taxista en Zaragoza para que sean un ejemplo para otros. «La educación de la gente brilla por su ausencia. Si no entienden que no pueden comportarse así con otras personas, habrá que recordárselo y entrar en prisión no es una tontería», sentencia Navarro.

Hoy Aragón

Últimas noticias

Call Now Button