Carlos Javier Vallilengua, presidente de Unitaxi La Rioja: “Estamos en una situación agónica, ya no podemos más”

Vallilengua denuncia que se sienten abandonados por parte de las administraciones y que las autoridades políticas llevan décadas sin hacer “ni una sola acción por el taxi”, haciendo caso omiso a las peticiones del sector, como la actualización de las tarifas, que están congeladas desde 2012

El presidente de Unitaxi La Rioja y de la Asociación de Taxistas Riojanos (ATRIO), Carlos Javier Vallilengua, denuncia el abandono por parte de las administraciones –tanto del Ayuntamiento de Logroño como del Gobierno regional– hacia el sector del taxi de la comunidad. El dirigente explica que el hartazgo del gremio ante el desentendimiento por parte de las administraciones, y la dura crisis económica que están atravesando, les está llevando a una situación límite.

“Durante 26 años, cuando gobernaba el PP en La Rioja, no se hizo nada por el sector del taxi porque siempre obtuvimos un no por respuesta. Entró a gobernar el PSOE y nos dijeron que las cosas iban a cambiar con respecto a la legislatura anterior. Nos dicen a todo que sí en el despacho pero después se niegan a llevar a cabo dichas propuestas”, denuncia Vallilengua.

En este sentido, el dirigente explica a YOTAXI que es “la única comunidad de España en la que las autoridades regionales no han hecho ni una sola acción por el sector del taxi de Logroño”, entre ellas la actualización de las tarifas, que llevan sin ser revisadas desde el año 2012 y están “totalmente desfasadas”, con respecto a las demás comunidades de España.

Como ejemplo, el precio por kilómetro en servicios interurbanos se quedó en 0,56 céntimos hace casi 10 años, cuando la media del resto de comunidades es de casi 10 céntimos por kilómetro. Otro dato es que en servicios interurbanos la hora de espera está en 7,50 euros de media, una tarifa totalmente desactualizada y muy por debajo de lo estipulado en otras comunidades limítrofes, como el País Vasco.

“Hemos mandado cientos de solicitudes de modernización de la ley para equipararnos con el sector de otras comunidades y no se nos ha hecho caso. Pedimos que se creara un área de prestación conjunta y nos lo han denegado. Tampoco nos dejan llevar a trámite peticiones de los usuarios que están dentro de la ley de transportes de La Rioja, y que están implantadas en el resto de comunidades desde hace décadas. El Gobierno regional nos ha mentido y nos ha dejado totalmente tirados”, comenta Vallilengua.

Sin medidas para paliar la pandemia del coronavirus

 Los taxis de Logroño llevan meses trabajando en régimen de par-impar a pesar de que la caída de los servicios ha sido de un 95%, tal y como apunta el presidente de Unitaxi La Rioja. “El Ayuntamiento de Logroño es incapaz de ayudarnos a regular el servicio. No nos han dado ningún tipo de ayuda ni de nada. Yo he pedido todas las ayudas que he podido y no se me ha concedido ninguna. Estamos en una situación agónica, ya no podemos más”, explica.

Vallilengua considera que el Gobierno de La Rioja y el Ayuntamiento de Logroño están “infringiendo” la sentencia del TS, “que dice claramente que el taxi es un servicio público de interés general y que sus administradores deben regular para garantizar su sostenibilidad y su supervivencia. Ellos no están haciendo nada y esta situación es insostenible”, apunta.

En este sentido, y como representante de los taxistas de la comunidad, lanza un mensaje de auxilio: “Necesitamos que alguien a nivel nacional nos eche una mano porque las autoridades políticas de esta comunidad no nos están ayudando en nada. Pido desde aquí la dimisión del jefe técnico y el director general de Transportes de La Rioja porque no hacen nada por el sector, no nos responden ni a los correos”, comenta molesto.

La ordenanza que regula el taxi de Logroño es de 1969

Según explica Vallilengua, la ordenanza que regula el taxi de Logroño no se ha actualizado desde 1969 y muchas de las medidas que recoge dicha normativa están totalmente anticuadas. “La única modificación de la ordenanza fue para cumplir con lo de que el 5 % de la flota sean taxis adaptados. Lo demás está todo desactualizado. No disponemos de ninguna de las herramientas que tienen el resto de comunidades y ayuntamientos, como la licencia 0”, incide.

Por otro lado, los taxis de Logroño tampoco pueden circular por los carriles bus, algo que les dificulta enormemente la prestación de servicios: “Logroño es la única capital de toda Europa, de más de 50.000 habitantes, donde sus carriles bus son solo para el bus, los taxis no podemos circular por ellos, ni dejar ni recoger a clientes”.

Esto trae consigo no solo dificultades para los taxistas, sino para los propios clientes, sobre todo para las personas con movilidad reducida. “Aunque el cliente se haya roto una cadera, no podemos dejarle en ninguna de las arterias más importantes de Logroño. Los clientes no lo entienden y es normal, pero no podemos hacer nada porque nos ponen multas cada dos por tres. Ni los taxis adaptados pueden hacerlo, algo que nos parece indignante y atenta directamente contra los derechos de los propios usuarios”, finaliza.

Últimas noticias

Call Now Button