Detenido por atracar a dos taxistas con un cuchillo un toxicómano en Alicante

La Policía Nacional resuelve en menos de una semana los dos robos con intimidación cometidos por un hombre que cogió sendos taxis en la Albufereta

La Policía Nacional ha detenido en Alicante a un toxicómano de 35 años como presunto autor de sendos robos con intimidación sufridos la semana pasada por taxistas alicantinos, los cuales fueron amenazados con un cuchillo u otro objeto punzante por un cliente que no solo no pagó el servicio, sino que les sustrajo 60 y 70 euros a cada uno.

Los dos atracos cometidos en un intervalo de menos de 48 horas habían generado alarma entre los taxistas, pero la rápida actuación de la Policía Nacional, que ha logrado identificar y detener al presunto asaltante en menos de una semana, ha sido recibida con agrado en el colectivo de profesionales del taxi.

La detención del sospechoso fue realizada este pasado jueves, un día después de que fuera detenido por un hurto cometido en una farmacia de la avenida Alfonso el Sabio. Una patrulla uniformada que tenía las características del autor del hurto le identificó en la avenida Doctor Gadea y le arrestó el miércoles por la tarde, aunque en ese momento aún no había sido identificado por los atracos a los taxistas y portaba una crema sustraída en la farmacia y efectos de otro comercio.

Captura

Sin embargo, los investigadores de la Policía Nacional de la Comisaría de Distrito Norte, en colaboración con el grupo Rayos de la UPR de Alicante, acabaron relacionando a esta persona con los robos y tras ser identificada plenamente por los taxistas asaltados se procedió de nuevo a su detención, cuando ya había quedado en libertad por el hurto en la farmacia.

El arrestado, un vecino de Benidorm que ya tenía cerca de una decena de antecedentes por estafa, tráfico de drogas y otros hechos, está acusado de asaltar a dos taxistas cuyos servicios contrató en la parada de la Isleta, en la Albufereta.

El primero de los robos se produjo sobre las nueve de la noche del pasado día 9 de mayo. El hombre –de aspecto demacrado y con muletas, según la víctima- se subió al taxi y pidió al conductor que le llevara hasta las antiguas Mil Viviendas, el barrio Virgen del Carmen.

Al llegar a la zona el ahora detenido le dijo que en dicho barrio la mayoría de los vecinos eran familia suya y tras dar un rodeo, al circular por la calle Formentera, el cliente le colocó al taxista un objeto punzante en el costado. Le dijo que era un cuchillo y le atracó: «No te quiero pinchar, dame el dinero». El taxista le dio 60 euros y el asaltante se dio a la fuga.

Dos días más tarde, sobre las 17:15 horas del día 11, el mismo varón cogió otro taxi en la parada de la Isleta. En esta ocasión no llevaba muletas, pero la descripción de la víctima coincidía: aspecto desaliñado. El destino era cercano a las Mil Viviendas, a una zona conocida como «las lámparas», donde también se trafica con drogas. Cuando estaban llegando al lugar y circulaban por la calle Alonso Cano, el cliente le dijo que girara a la izquierda, momento en que le atracó.

Según la víctima, le presionó en el costado derecho con un cuchillo y le amenazó: «Soy toxicómano, dame todo el dinero«. Le pidió que subiera los cristales y la víctima le entregó 70 euros, aunque decidió agarrarle la mano con la que esgrimía el cuchillo, abrió la puerta de su taxi y salió de vehículo. El taxista sufrió hematomas en un brazo y denunció los hechos ante la Policía Nacional, igual que hizo su compañero dos días antes.

informacion.es

Últimas noticias

Call Now Button