Doce taxistas de Gijón dejan las cooperativas y apuestan por la plataforma nacional Taxies

gijon

Bajar la bandera cuando se recoge al cliente, aunque llame desde la casa más apartada de la zona rural, ofrecerle agua mineral y café y poner a su disposición prensa diaria son parte de la fórmula por la que han apostado doce taxistas de Gijón que se han integrado en la plataforma nacional Taxies, que funciona al margen de las cooperativas tradicionales y que sus promotores consideran que es la única forma de hacer frente a plataformas como Uber.

Los taxistas que han optado por esta fórmula de prestación del servicio desde hace dos meses, se han desvinculado de la Cooperativa Radio Taxi Villa de Jovellanos, a la que pertenecían. La situación ha generado cierta tirantez, dado que «la cooperativa entiende que se trata de una competencia desleal y no es para nada el caso, porque no usa el mismo producto que la cooperativa», señala el taxista gijonés Santiago Contreras, uno de los integrantes de este grupo y presidente de la Asociación Nacional del Taxi, que es quien promueve la iniciativa junto con el socio tecnológico Etaxigroup.

La plataforma Taxies permite a través de un número de teléfono único y una misma app de móvil contratar este servicio en 34 puntos de España, desde zonas rurales hasta grandes metrópolis como Madrid y Barcelona. En Asturias sólo funciona por el momento en Gijón, si bien en Oviedo se está constituyendo una sociedad similar.

Los taxistas gijoneses que han dado el paso están en pleno proceso de constituir una sociedad limitada, integrada dentro de la Asociación Nacional del Taxi.

Contreras explica que dieron este paso tras «llegar a la conclusión de que en Gijón, con una zona rural extensa, se estaba dejando de lado a una parte muy importante de la gente que vive en el extrarradio. Cuando alguien solicita un servicio para esas zonas tiene que pagar precios excesivos. Nosotros ofrecemos la recogida a precio cero y es al recogerlo cuando empezamos a contabilizar el servicio, lo que es más justo y asequible».

Su proyecto incluye no solo precios más asequibles, sino «un plan de calidad, por ejemplo con atención personalizada a las personas mayores, a las que acompañamos a hacer trámites ante la administración; tenemos la disposición de llevar el servicio más allá» y no sólo dejar al cliente en el punto de destino. Ofrecer al cliente un botellín de agua, café y prensa, también forma parte de ese plan de calidad.

Contreras apunta que con esta iniciativa tratan de anticiparse a la llegada de Uber y otras plataformas por el estilo a Asturias y de contrarrestarla en otras partes de España en la que ya compite con el sector. «Nuestra herramienta tecnológica es muy superior a esas y el servicio que ofrecemos es mejor», agrega.

La Asociación va a trasladar al Ayuntamiento de Gijón una propuesta para integrar su plataforma tecnológica dentro del proyecto de Smart City en Gijón para «que el taxi esté con el resto de servicios de la ciudad».

La Nueva España

Últimas noticias

Call Now Button