La actividad de los vehículos piratas no baja en el aeropuerto de Ibiza

Trabajadores y taxistas de la terminal aseguran que la situación no ha mejorado. Los empleados de los ‘rent a car’ coinciden con los taxistas en que la actitud de los ilegales es cada vez más agresiva

La presencia de conductores piratas en el aeropuerto de Ibiza no ha disminuido respecto a la temporada anterior, al contrario de lo que aseguraron el pasado jueves portavoces del colectivo del taxi tras una reunión para abordar el problema en la Dirección Insular de la Administración del Estado. Trabajadores de compañías de alquiler de coches y taxistas de la terminal de es Codolar, que son los principales afectados por este problema, así lo confirmaron ayer a este diario.

«Avasallan a los clientes, los increpan y todo lo hacen descaradamente», afirmó una de las recepcionistas de un ‘rent a car’, que piensa que este año «sigue igual que el año pasado o peor». Esta es la opinión generalizada entre los diferentes trabajadores que permanecen tras los mostradores, donde, contaron, se acercan los ilegales para captar clientes, mayoritariamente británicos, recién llegados a Ibiza. «Ahora esperan a los que llegan a la isla en otros sitios, además de que no son los mismos que el año pasado», añadió una de las empleadas de la terminal, que prefirió no dar su nombre y apuntó que cada día presencia el modo de actuar de muchos de estos ilegales. Asimismo, uno de los taxistas con parada en el aeropuerto reconoció que es «muy difícil» identificar todos los movimientos de los ilegales que se llevan a cabo en la terminal, motivo por el que cree que «se debe reforzar la ley».

No obstante, uno de los agentes de la Policía Local destacados ayer en el aeropuerto destacó que se ha apreciado «una mejora en el control» de las actividades de estos taxistas durante este verano. Sin embargo, hizo referencia a las dificultades para reducir la cantidad de los transportes ilegales cuya solución, aclaró, reside en el incremento del personal de seguridad en la terminal.

Tras el refuerzo de la seguridad en el aeropuerto durante los últimos meses, muchos de los taxistas pirata han optado por «disfrazarse» de turistas, además de «cambiar sus métodos» para captar clientes con mayor discreción, concretó otro de los empleados encargados del alquiler de coches. Además, advirtió de que, aunque estos conductores estén realizando actividades ilegales, «se comportan de una forma muy agresiva cuando les dices que no pueden hacerlo».

Datos favorables

Los testimonios de los diferentes trabajadores contrastan con los últimos datos aportados sobre el intrusismo en el sector del taxi en Ibiza. Tras la reunión celebrada el pasado jueves en la Dirección Insular de la Administración General del Estado entre el responsable de esta institución, Ramón Roca, y diferentes representantes de las asociaciones de taxistas y de la Guardia Civil, se estableció en setenta la cifra de vehículos usados como taxis piratas intervenidos.

En dicha reunión Serafín Costa, portavoz de la agrupación de taxistas Élite Corsaris, se mostró satisfecho por la lucha que se está llevando a cabo contra los ilegales: «Estamos contentos y lo valoramos, porque se ha reducido la presencia incontrolada de piratas».

La próxima reunión se llevará cabo dentro de dos semanas, donde diferentes agrupaciones de taxistas, de transporte discrecional y hoteleros buscarán fórmulas para luchar contra estas actividades ilegales.

Diario de Ibiza

Últimas noticias

Call Now Button