La Asociación de Trabajadores Asalariados del Taxi en Ceuta reclama una modernización más rápida del sector

Datáfonos o impresoras en los taxímetros son algunas de las demandas

Taxi-Ceuta

El taxi ceutí necesita dar un paso definitivo para ser más competitivo y adaptarse a las nuevas tecnologías. El taxi se moderniza, aunque no al ritmo que le gustaría a la Asociación de Trabajadores Asalariados del Taxi en Ceuta. Son dos los propietarios que cuentan desde hace varios años con taxímetros con impresora. Algo que su presidente, Francisco Toledo, espera que a lo largo de este año y “poco a poco” puedan tenerlo ya en sus vehículos los cerca de 75 trabajadores del taxi, aunque eso dependerá de los 46 dueños de las 121 licencias que hay en nuestra ciudad.

Según ha explicado uno de los primeros dueños que lo tiene instalado desde hace ocho años,  el taxímetro va incorporado al espejo retrovisor interior del taxi y la impresora se puede colocar en cualquier hueco, justo debajo del taxímetro o en la guantera.

Con este nuevo sistema, todos los taxis estarían obligados además a contar con la posibilidad del pago con tarjeta y supondrá “mayor transparencia y agilidad” porque no tendrán que hacer el recibo a mano, sino que saldrá de forma instantánea y con toda la información sobre el taxista y el recorrido realizado. “Le damos a un botón y sale directamente el ticket, pero somos pocos todavía los que invertimos en mejoras en los coches”.

El establecimiento de un precio cerrado para los servicios previamente contratados, de forma que los usuarios puedan conocer de forma anticipada la tarifa máxima que pagarán al final del trayecto, es una de las principales novedades que deberían incluirse, pero no la única.

Asimismo, destaca Toledo que a través de una nueva ‘app’, “a la que solo están adheridas algunos taxis de una de las empresas”, la opción que tendrá el cliente de compartir viaje con otros usuarios para que le salga más barato gracias a la incorporación del pago individual sería muy interesante, aunque antes deberá plasmarse en “una nueva ordenanza”. “La aplicación que ahora tenemos ya no está funcionando bien, está dando problemas y se está quedando obsoleta, de ahí la necesidad de contar con una nueva”, explicaba.

Otras de las mejoras dirigidas al usuario que deberían regularse, “ya que no todos lo cumplen”, es la obligatoriedad de permitir el pago con tarjeta de crédito “mediante datáfono o sino por bizum”, la exigencia de llevar taxímetro siempre y garantizar la disponibilidad de vehículos adaptados para personas con problemas de movilidad durante las 24 horas del día.

Unos cambios que no serían tan difíciles de implantar “porque todas las innovaciones e inversiones que hacen los dueños en el taxi cuentan con subvención por parte del ayuntamiento, lo que pasa que lo antiguo siempre sale más barato que todas estas nuevas tecnologías”.

De hecho, el Boletín Oficial de la Ciudad del pasado 24 de noviembre publicaba las ayudas en el marco del Programa de Modernización del Sector del Taxi, para los años 2020-2021, de Ceuta. “También es subvencionable la adquisición de vehículos nuevos porque los que hay están muchos muy mal porque los dueños en los últimos años han comprado los coches más baratos. Hay que avanzar, todo lo que sea quedarse atrás no estamos de acuerdo”, concluyó.

El Faro de Ceuta

Últimas noticias

Call Now Button