La Cámara de Cuentas cuestiona nuevos rescates municipales de licencias de taxi en Sevilla

En  un informe señala que no ve justificación de “interés general” al haber “variado sustancialmente las circunstancias socio económicas”

Un informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía sobre los contratos y convenios formalizados por el Ayuntamiento de Sevilla con relación al año 2017 señala que la convocatoria de nuevos rescates de licencias de taxi con cargo a los fondos municipales «podría no encontrar justificación» en materia de «interés general», al haber «variado sustancialmente las circunstancias socio económicas» a partir de las cuales fue impulsada dicha política.

Este informe, publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el pasado 3 de noviembre de 2020 tras su aprobación en febrero de tal año y recogido por Europa Press, abarca entre otros aspectos el convenio acordado en 2016 entre el Ayuntamiento de Sevilla y las principales organizaciones del gremio de taxistas para la mejora del citado servicio de interés público.

Dicho convenio contemplaba principalmente el rescate de 140 licencias de taxi durante el periodo comprendido entre 2016 y 2019, esto es 35 licencias por año, a razón de 70.127 euros a abonar a cada taxista por cada licencia rescatada, para «la viabilidad económica de un sector especialmente afectado por la crisis y para ajustar la oferta a la demanda».

A tal efecto, en el mencionado informe de la Cámara de Cuentas de Andalucía se precisa que dicho convenio «comporta 9.817.890,60 euros» de las arcas municipales, recordando que «contempla la constitución de una comisión mixta de seguimiento» con una periodicidad «mínima» de una reunión cada seis meses, toda vez que «en la practica la citada comisión no se ha reunido nada más que en una ocasión».

«No puede admitirse que le sustituya en sus funciones el Consejo de Gobierno del Instituto del Taxi», precisa la Cámara de Cuentas respecto a una alegación formulada por el Ayuntamiento de Sevilla ante la observación descrita.

Además, la Cámara de Cuentas expone que «de las diferentes estipulaciones contempladas en el convenio, a la fecha de los trabajos de campo están sin desarrollo la sexta sobre servicios de asistencia y asesoramiento, la octava relativa a la elaboración de una Carta de Servicio» del sector del taxi y «la novena de gestión de flota», en alusión a la anunciada y demandada plataforma digital de gestión integral del servicio de taxis, que «se encuentra en un primer estadio, no habiéndose iniciado la licitación de la plataforma».

La licitación de 2017

A tal efecto, a finales de 2017, el Ayuntamiento adjudicabó a la empresa Asesores Locales Consultoría S.A. el contrato correspondiente a la «asesoría, estudio, redacción de proyecto y dirección facultativa de una plataforma de gestión tecnológica integral» para el servicio de taxi, tratándose un estudio previo para la implantación de dicha plataforma, que incluiría una aplicación para teléfonos móviles inteligentes.

El Consistorio hispalense, en ese sentido, exponía en una alegación a dicha observación finalmente no admitida, que «la licitación de la plataforma tecnológica se iniciará en el ejercicio 2020», -extremo que no ha sucedido-, asegurando que en el presupuesto municipal de ese año figuraban «a tales fines créditos para la primera fase del proyecto, dado que se trata de una contratación plurianual».

En cuanto al rescate de licencias de taxi, la Cámara de Cuentas expone que «en los preceptivos informes para la tramitación de la convocatoria correspondiente al año 2018 ya se apunta a la necesidad de retomar los estudios sobre la oferta y la demanda del servicio, por cuanto las circunstancias socio económicas han variado sustancialmente desde 2011 y, por tanto, podría no encontrar justificación el interés general que sustenta la convocatoria de ayudas de nuevos rescates», avisando además de que «estos argumentos son igualmente sostenidos por la intervención del Ayuntamiento» hispalense.

Afrontar el nuevo escenario

Actualmente, el gremio de taxistas reclama la continuidad del citado programa de rescate de licencias bajo la premisa de que es necesario ajustar la oferta de dicho servicio a la demanda real, especialmente dada la irrupción de los nuevos modelos y alternativas de movilidad urbana, al haber desembarcado en Sevilla las empresas de alquiler de vehículos con conductor como Uber o Cabify, las empresas de alquiler de patinetes eléctricos o las entidades de alquiler de motos eléctricas, por ejemplo.

Ello, en un momento en el que el calendario de descansos obligatorios del sector hispalense del taxi está actualmente ajustado para que cada jornada sólo estén exentos de tales descansos el 33 por ciento de los taxistas de Sevilla, ante la notable caída de la demanda del servicio fruto de la pandemia y las limitaciones implantadas.

Empero, el concejal de Gobernación, el socialista Juan Carlos Cabrera, señalaba recientemente que un informe del secretario general del Ayuntamiento hispalense «imposibilita» seguir directamente con el rescate de licencias, con lo que el Consistorio prevé un «estudio» para ejercer la «opción de tanteo y retracto» sobre licencias de taxi, a fin de continuar con esta dinámica.

ABC

Últimas noticias

Call Now Button