La FPTM advierte al Ayuntamiento de que impugnará la ordenanza si no modifica algunos puntos declarados nulos

Entre estos aspectos se encuentran la eliminación del día de libranza o el precio cerrado

La Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM) ha advertido de que impugnará la nueva ordenanza reguladora del sector desarrollada por el Ayuntamiento en el caso de que no modifiquen los puntos que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) “había declarado nulos con anterioridad”, como es el caso de establecer un precio cerrado.

Desde la asociación han explicado en un comunicado que este texto, que se prevé aprobar este martes, “no ha sido consensuado con el colectivo” y está “basado en un Reglamento ilegal”.

Es por ello que el presidente de la FPTM, Julio Sanz, ha tachado de “dejación de funciones” aprobar esa normativa porque “frustrará la recuperación económica del colectivo” y trasladará a los ciudadanos la “convivencia con medidas que han sido declaradas ilegales”.

A su juicio, tanto la Administración como el sector deben trabajar para recuperar los niveles de confianza previos a la pandemia y, “con estas actuaciones, el Ayuntamiento no apuesta por las demandas de los usuarios ni del colectivo”.

En este sentido, la FPTM ha señalado puntos como la eliminación del día de libranza de los trabajadores del sector que, “además de obligar a trabajar 365 días del año a los conductores, provocará que la ciudad de Madrid se vea invadida por los más de 15.500 taxis que operarán de forma diaria”.

“Esto originará problemas de espacio físico que, si bien ya se dan en muchas paradas de taxi cuando opera el 80% de la flota, se verán incrementados con la totalidad del sector diariamente en la calle”, ha indicado Sanz.

En relación al establecimiento del precio cerrado, a pesar de tratarse de una medida propuesta por el propio sector y con la que se muestra de acuerdo, han recordado que el TSJM lo ha declarado nulo, por lo que “su entrada en vigor supone empezar la casa por el tejado”.

“Además, al no utilizar una app común como es TxMad, fomentará que cada usuario tenga un precio u otro en función de la vía por la que realice la reserva”, ha explicado Sanz, quien ha insistido en la necesidad de “arreglar esta problemática pues el taxi aboga por que sus usuarios tengan un conocimiento previo del importe del servicio y no funcione con algoritmos”.

Por otra parte, ha agradecido a los grupos políticos que han recogido las enmiendas planteadas por el colectivo y que si quedarán plasmadas en esta ordenanza, como es la necesidad de carecer de antecedentes de condena de carácter sexual para poder entrar en el sector.

“Agradecemos a la oposición su buen hacer en este sentido pues era una medida que en principio no estaba contemplada en el texto y que sin la presión del sector y de los grupos políticos no hubiese entrado”, ha afirmado Sanz.

Por último, Sanz ha recordado que todavía no se ha agotado el plazo y que “el Ayuntamiento tiene 24 horas para recapacitar e incluir en el texto las herramientas necesarias para atender las demandas y necesidades de los usuarios y del sector, asentando de una vez las bases para el funcionamiento del taxi del siglo XXI y dejando atrás el XIX donde parece que nos quieren llevar de nuevo, dejando de lado los derechos de los trabajadores y de la sociedad”.

NUEVA ORDENANZA DEL TAXI

La nueva ordenanza del taxi recibió el pasado miércoles la aprobación de la comisión de Medio Ambiente y Movilidad –con el sí de PP, Cs y Vox– e incluye, entre otros, la obligatoriedad de acreditar no haber sido condenado por delito de naturaleza sexual o contra la infancia para trabajar en el sector.

Podrán instalar, además, un módulo luminoso ‘SOS’ en caso de incidentes en su interior o el bloqueo de obtener una nueva licencia en un período de dos años desde que la transmisión de una.

Respecto a la vestimenta, se mantiene un código flexible, siguiendo unos criterios de homogeneidad: camisa o polo lisos (en vez de oscuros), sin estampado; pantalón largo o falda, ambos de vestir y oscuros y, si fuera necesario, jersey, chaleco o chaqueta oscuros. Los zapatos deberán ser cerrados y oscuros.

A partir del momento en el que la normativa readaptada reciba el visto bueno en el Pleno, cualquier usuario podrá precontratar un taxi acordando un precio cerrado (en el que el taxista podrá aplicar un descuento si así lo determinara el Ayuntamiento) y también será posible reservar una plaza (modalidad de taxi compartido) para su trayecto.

Estas dos fórmulas de contratación previa no serán aplicables cuando el taxi se pare en la calle o en una parada, sino que deberán contratarse previamente y en el caso del taxi compartido, a través de emisora, aplicación móvil u otras plataformas.

Cuando un viajero contrate un servicio de taxi por plaza, facilitará el punto de origen y destino del trayecto, la fecha y hora de su realización, el número de plazas que desea contratar y deberá conocer el precio antes de su realización. Se admitirán paradas intermedias en el trayecto del cliente para permitir la subida y la bajada de otros viajeros que hayan precontratado esta modalidad.

También se incorpora la posibilidad de establecer tarifas fijas en los servicios que tengan origen o destino las áreas de cero emisiones, así como la tarifa fija actualmente aplicable para el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Últimas noticias

Call Now Button