La FPTM considera el nuevo Reglamento “un texto alejado de la realidad de las ciudades”

El texto elimina, entre otros, la posibilidad de que los ayuntamientos regulen la prestación máxima de servicio diaria en circunstancias especiales como crisis económicas

El sector del taxi considera que el nuevo Reglamento, aprobado por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, “no entiende o no quiere entender las nuevas necesidades reales de las ciudades y muestra una dejadez total hacia el sector y hacia las demandas de los usuarios”.

Así lo ha manifestado el presidente de la Federación Profesional del Taxi (FPTM), Julio Sanz, tras conocerse la aprobación del nuevo texto que entrará en vigor en los próximos días, tras su publicación en el Boletín Oficial de la Región (BOCM) y que elimina, entre otros, la capacidad de los ayuntamientos de regular la prestación máxima de servicio diario en circunstancias especiales.

Esto puede producir, según explica el propio Sanz, “una fotografía desfigurada de las necesidades de los usuarios que, en según qué momentos, como fue caso de la pandemia, de crisis económicas o fechas estivales, influyen en la demanda del servicio, quedando en estos casos sobredimensionado”, apunta.

En este sentido, desde la FPTM, consideran que el texto no defiende a los autónomos, tejido mayoritario del sector, en beneficio de las grandes plataformas y en detrimento de los usuarios, “que ven comprometidos sus derechos sobre las nuevas formas de contratación de servicios que no indican precios máximos de aplicación”, añade.

Además, la protección al usuario no queda garantizada en las nuevas formas de contratación de servicios, pues las plataformas no están obligadas a indicar precios máximos de aplicación. Si bien es cierto que eleva a la Comisión de precios las tarifas establecidas, el texto no regula como los ayuntamientos pueden ofrecer a los usuarios fuentes de información de precios para que puedan evitar los algoritmos salvajes de algunas plataformas.

“En el caso de las empresas que trabajan con taxistas, el texto no les otorga ni derechos ni obligaciones y seguimos sin registro de empresas intermediadoras. Ahora un usuario llama a un taxi y tiene que aceptar lo que le dicen que le van a cobrar, sin poder ir más allá a un registro a cotejarlo”, denuncian.

Por último, desde la FPTM echan de menos referencias en el texto a mejorar la imagen del sector de cara a hacerla una profesión más atractiva, así como a fórmulas de incremento de la demanda que, según detallan, “queda sobredimensionada, pues solo pone a disposición de los ciudadanos más taxis, sin tener en cuenta la oferta actual que ya es de 12.845 vehículos para una demanda de 9.441, según el estudio sobre la Gestión del Transporte en Vehículos Taxi/VTC en la Comunidad de Madrid, elaborado por la propia CAM ”, concluye Sanz.

Últimas noticias

Call Now Button