La ministra de Trabajo arremete contra la economía colaborativa

Magdalena Valerio ha arremetido este lunes contra las denominadas plataformas colaborativas, entre las que se encuentran empresas como Uber, Cabify o Deliveroo, por la forma en que desarrollan sus políticas laborales. «Es intolerable el abuso que se hace por parte de algunas empresas hacia la figura del autónomo», ha asegurado antes de su participación en el curso Nuevos retos para autónomos y emprendedores que tiene lugar dentro de la programación de los Cursos de Verano El Escorial.

«Se está usando a algunas personas que necesitan empleo, les están ofreciendo trabajar como autónomos en vez de trabajadores por cuenta ajena, les exigen que se compren los materiales que necesitan para ejercer y les someten a condiciones laborales absolutamente abusivas», ha añadido.

La ministra ha recordado además que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya anunció que planea elaborar un plan contra la explotación laboral. Dicho plan, que busca luchar contra la figura del falso autónomo, es una de las prioridades económicas que ha mostrado el incipiente gobierno de Sánchez junto a medidas como las actuaciones para paliar la pobreza infantil. «No se debe usar la legislación laboral de manera abusiva», ha criticado. Además, Valerio ha informado de que próximamente se darán los datos de un informe en el que se recogen actas de infracción contra este tipo de empresas.

Estas declaraciones se producen después de que la semana pasada el líder de Podemos, Pablo Iglesiaspublicara una carta abierta contra uno de los fundadores de Cabify, Juan de Antonio. En la misiva, el líder de la formación morada acusaba a la empresa de tributar en el extranjero y aseguraba que le preocupaba «la precariedad laboral que denuncian muchos de sus empleados».

La ministra ha aprovechado su presencia en el curso -que ha sido organizado por la Federación nacional de Trabajadores Autónomos- para informar de que además prevé adoptar medidas favorables para aquellos autónomos que no llegan al salario mínimo y se ven obligados a pagar una cuota fija. «Algunos no tienen rendimiento suficiente ni para pagar la cuota», ha apuntado. «Creo que la cotización se tiene que modular a los ingresos siguiendo unos tramos que habrá que ver. No es razonable que un autónomo con unos ingresos de 100 euros tengan que pagar los 300 de la cuota», ha añadido.

El Mundo

Últimas noticias

Call Now Button