La Plataforma Caracol denuncia a nueve empresas de VTC de Catalunya ante Inspección de Trabajo

La denuncia ha sido interpuesta por supuestamente incumplir con la legislación laboral en materia de jornada e incurrir en fraude contra la Hacienda Pública. Estas denuncias se suman a las ya más de 700 interpuestas a licencias de taxi y a las 86 denuncias a VTC en Madrid

La asociación Caracol señala en su escrito presentado ante la Inspección de Trabajo catalana que las empresas denunciadas cuentan con al menos una licencia VTC, que son empleadoras de, como mínimo, un trabajador, y que además incumplirían la normativa actual vigente de control de horario de los trabajadores.

Esta normativa, tal y como se indica en una Sentencia del Tribunal Europeo de enero de 2019, y que se ratificó en España mediante el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, estipula la obligatoriedad de llevar un registro de las horas trabajadas de los empleados para todas las empresas, una medida implementada precisamente para luchar contra el fraude laboral. Por ello, desde la Plataforma Caracol solicitan a la Administración que se cumpla con la obligación de la empresa de llevar un control de sus trabajadores que garantice el cumplimiento de la jornada laboral de 8 horas diarias o 40 semanales.

En este sentido, Ignacio Castillo, presidente de la citada plataforma, explica que “las prácticas ilegales que se están cometiendo en el ámbito del transporte urbano generan un grave perjuicio no solo al sector, que normaliza la explotación laboral y la competencia desleal, sino también a todos los contribuyentes, ya que son millones de euros las cantidades que las arcas públicas dejan de recaudar”.

La falta de un control efectivo, sumada a las malas prácticas como el subarriendo, cesión o traspaso de las explotaciones de las licencias -prohibidas por el artículo 17.5 del Real Decreto 74/2005 de 28 de julio, sobre el Reglamento de los servicios de Transporte-, obliga a los conductores a trabajar un número de horas muy elevado, cerca de las 16 horas diarias, que sobrepasan con creces el máximo permitido por las normas laborales generales y propias del convenio del taxi.

En Madrid también han sido denunciadas varias VTC y taxis trabajando para ellas

Castillo explica que esta falta de registro responde a la invalidez del sistema de firma manual que se usa en la actualidad, ya que “los cuadrantes de horas firmados en soporte papel no ofrecen ningún tipo de garantía de veracidad de su contenido”. Para ello solicitan un periférico que no se pueda burlar, instalado en el propio vehículo y que permita controlar la jornada laboral mediante herramientas como el reconocimiento facial y la huella dactilar.

En otro escrito remitido al Ayuntamiento de Madrid, proponen aprovechar y darle un uso que vaya más allá de lo meramente informativo a una herramienta ya creada por el propio ayuntamiento, la aplicación TXMAD, en la que todos los taxistas de la capital están registrados y conectados a la Oficina Municipal del Taxi. Las mejoras pasarían por incluir funcionalidades de detección facial y dactilar, algo que ya permiten los teléfonos inteligentes y que garantizaría que no se produzca suplantación de identidad. A través de controles aleatorios a lo largo de la jornada, y con una conexión por bluetooth al taxímetro, se podría garantizar el cumplimiento de la ley si, una vez concluida la jornada laboral, la aplicación imposibilitara la bajada de bandera.

A la espera de una herramienta que cumpla con unos parámetros que garanticen el cumplimiento de la ley, La Asociación Plataforma Caracol espera que a través de las denuncias masivas la Administración tome las medidas necesarias para acabar con una lacra que solo hace entorpecer al sector.

Un miembro de Élite Taxi sorprendido trabajando para Uber

Uno de los fundadores de Élite Taxi Barcelona, la Asociación Profesional de Taxi que lucha por los derechos de los trabajadores del sector, ha sido sorprendido trabajando para Uber. Precisamente esta asociación lleva luchando contra la empresa estadounidense de vehículos de transporte con conductor desde que ésta comenzara a prestar sus servicios en la ciudad condal.

Según se puede ver un vídeo difundido a través de redes sociales, el taxista, muy conocido en Barcelona, está registrado en la aplicación de VTC, en la que figura que lleva un mes en activo e incluso ya ha recibido puntuaciones. 24 horas después el mismo taxista se dio de baja en la aplicación Uber.

El Cierre Digital

Últimas noticias

Call Now Button