Largas colas para conseguir un taxi en el aeropuerto de Hondarribia

Los pasajeros procedentes de Madrid y Barcelona cuentan en Hoy por Hoy Gipuzkoa las dificultades a las que se tienen que enfrentar para conseguir llegar a su destino

Día tras día, en la salida del Aeropuerto de Hondarribia, también llamado San Sebastián, se forma una imagen recurrente: largas filas y esperas para conseguir un taxi que acerque a los pasajeros a su destino final. En pleno mes de julio, la afluencia de viajeros aumenta, tanto de aquellos desplazados por trabajo como de turistas nacionales e internacionales. La situación se complica al aterrizar, cuando los pasajeros, después de recoger sus maletas, deben salir y encontrar un medio que los lleve a su casa o al hotel. Si bien la infraestructura del aeródromo es pequeña y con servicios limitados, el principal problema reside fuera del mismo. Los pasajeros aluden a una «desorganización evidente y falta de control», una experiencia que según han contado a Hoy por Hoy Gipuzkoa, es frustrante para familias con niños, estudiantes y trabajadores por igual.

Cambios recientes

Los taxis que operan en el aeropuerto son de Irun y Hondarribia, con un total de 71 licencias: 13 de Irun y 58 de Hondarribia. Aunque muchos turistas tengan la intención de conocer San Sebastián, los servicios de dicha ciudad no tienen los permisos para acceder.

Por otro lado, el cambio en el horario del segundo vuelo procedente de Barcelona, que coincide con el de Madrid, ha generado un volumen de pasajeros difícil de manejar para los taxistas. De hecho, el presidente de la Asociación de Taxis de Irun y Hondarribia, Fernando Peña, señala que este es un factor significativo: «No da tiempo material a transportar a los pasajeros del primer avión, cuando ya están los del segundo esperando. En cinco o diez minutos de diferencia vienen los dos vuelos, ese es el problema que está habiendo».

En relación a una de las posibles soluciones que podrían estar sobre la mesa, que consiste en que los taxis de Donostia puedan operar dentro de la terminal, Peña explica que «los de San Sebastián tampoco dan abasto con lo que tienen ellos. Hace poquito, han llegado a acuerdos de colaboración con municipios colindantes que no llegaban a todo, ahora mucho menos van a poder encargarse de esto».

Mientras los pasajeros solicitan más servicios de taxi o más horarios de autobús para poder desplazarse, los taxistas sugieren cambiar los horarios de vuelo para evitar la coincidencia de tantos pasajeros al mismo tiempo. No obstante, la solución final depende de los dos Ayuntamientos de la Comarca del Bidasoa que regulan los servicios de transporte en el aeropuerto. Desde Irun señalan que sus trabajadores «sirven de apoyo» a Hondarribia, explicando que la gestión principal corresponde a este último. En todo supuesto, cualquier decisión debe ser autorizada por la Diputación Foral de Gipuzkoa y el Gobierno Vasco. Lo único claro es que, hasta el momento, no se ha dado una respuesta concreta para solucionar la congestión de pasajeros que se está produciendo este verano.

Cadena SER

Últimas noticias

Call Now Button