Los grupos políticos respaldan la futura ley que regulará al taxi y los VTC en Baleares

taxi mallorca
Los distintos grupos políticos han presentado este miércoles las enmiendas que presentarán a la proposición de ley del taxi, una norma planteada por el PSIB y con la que se pretende regular el sector del taxi con, entre otras medidas, el mantenimiento del plazo de 30 minutos de antelación para quienes deseen hacer uso de un vehículo VTC, los grandes competidores de los taxistas. La voz discordante ha venido por parte de la FEHM, que ha considerado que la iniciativa es «poco ambiciosa, conservadora y proteccionista» y ha pedido la eliminación de la restricción temporal de 30 minutos.

Los grupos parlamentarios de PP y Vox han anunciado este miércoles que presentarán enmiendas conjuntas a la proposición de ley del taxi. Así, entre sus propuestas figura una que contempla establecer áreas de prestación conjunta para los taxis.

Durante la presentación de las enmiendas conjuntas, el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario de Vox, Sergio Rodríguez, ha asegurado que el acuerdo entre su formación y el PP es «la demostración palpable de que, cuando existe voluntad de gobernabilidad, el resultado es positivo para ambas partes».

Rodríguez ha señalado que la Conselleria de Vivienda, Territorio y Movilidad se ha comprometido a desarrollar un reglamento que saldrá a la luz «en un periodo máximo de unos seis meses y que pondrá un poco de orden en el sector».

En cuanto a las propuestas del PP, su portavoz en el Parlament, Sebastià Sagreras, ha señalado que las seis enmiendas presentadas buscan «garantizar y mejorar el servicio de taxi y regular las autorizaciones de VTC con limitaciones». En este sentido, ha subrayado que «la regulación de autorizaciones de los VTC es indispensable para evitar una avalancha de nuevas licencias de este tipo de vehículos en Baleares».

Desde el mismo partido, el diputado Luis Mateo ha explicado que las enmiendas recogen las propuestas que ha trabajado el Govern los últimos meses, desde la Conselleria de Vivienda, Territorio y Movilidad, en «permanente negociación» con los sectores del taxi y de VTC.

En un sentido parecido se ha expresado el portavoz del PSIB en el Parlament, Iago Negueruela, quien ha asegurado que las 13 enmiendas que presentará su grupo «van en esa dirección» y han sido trabajadas con el sector del taxi y con las VTC tradicionales.

Negueruela ha subrayado que para su grupo la «línea roja» en la negociación de las enmiendas que se van a presentar es que el sector del taxi «las acepte». Ha mostrado además sus dudas respecto a «cómo frenar el traslado de determinadas licencias de una isla a otra», algo que a su juicio es «uno de los graves problemas que el PP quiere eludir», debido a que «Ibiza ha dado muchísimas licencias en los últimos años».

Para los socialistas, «esas licencias no deben trasladarse al resto del mundo, tienen que quedarse en el ámbito propio«. En todo caso, Negueruela ha apuntado que esa cuestión concreta puede ser uno de los temas que despierte más discusiones entre los distintos partidos políticos.

Por su parte, el diputado de Més per Mallorca Ferran Rosa ha indicado que su grupo da su «apoyo completo» a la proposición de ley, ya que «puede ayudar a resolver una situación de desequilibrio entre el taxi y el competidor desleal que son las grandes plataformas de VTC». En todo caso, presentará varias enmiendas al texto legal con el objetivo de lograr «un mayor equilibro entre los dos sectores».

Así, ha destacado una enmienda para «mejorar la doble exigencia de licencia» y ha considerado «importante mejorar la redacción para que sea exclusivamente en cada isla en la que se ha dado la autorización donde se pueda prestar el servicio».

Igualmente, Més per Mallorca presentará enmiendas para introducir un requisito máximo del número de licencias por titular, de manera que las VTC tengan un máximo de dos (o tres si es un vehículo adaptado a movilidad reducida), a imagen de lo que ocurre con el taxi.

Por el contrario, la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), que ha registrado también una batería de sugerencias y alegaciones respecto a esta norma, ha pedido que la ley del taxi que ha impulsado el PSIB elimine la restricción para las VTC de contratar con 30 minutos de antelación, recordando que ya ha habido pronunciamientos de inconstitucionalidad.

Para la patronal hotelera, la proposición es «poco ambiciosa, conservadora y proteccionista, y que solo es un parche y no un salto cualitativo como el que es imprescindible para garantizar servicios de taxi y VTC a la altura de lo que merecen los ciudadanos».

La FEHM considera que persistir en el mantenimiento de los 30 minutos manifestaría una «despreocupación» para la gestión de los recursos de la CAIB atendiendo a la alta probabilidad de tener que asumir responsabilidades por indemnización.

Mallorca Diario

Últimas noticias

Call Now Button