Los mayores de las residencias de Jerez viajan en taxi para ver el alumbrado navideño

El sector del taxi ha formado una caravana por el centro para que los ancianos de los geriátricos de la granja vuelvan a ilusionarse con las luces navideñas tras un año de parón por la pandemia

Tras un parón por la pandemia, los taxistas vuelven a realizar su paseo solidario por las calles de Jerez y han llevado a los ancianos de las residencias de La Granja y San Jerónimo a que puedan disfrutar de las luces de Navidad. La caravana de taxis que se han ofrecido de manera solidaria, respaldada por los coches patrulla de la Policía Local , recorrerán el centro de la ciudad para que las personas mayores puedan ver el decorado navideño sin ninguna dificultad.

Alejandro García, presidente de Teletaxi Jerez, indica que los conductores se reunieron en torno a las cinco de la tarde y se dividieron para atender a las dos residencias. El recorrido empezó en la Alameda de Cristina, pasó por la calle Tornería, luego entró por Consistorio y recorrió la calle Larga hasta acabar sobre las siete en la plaza del Arenal.

“Llevamos muchos años haciéndolo. Es un momento muy emotivo por ambas partes, porque los compañeros se emocionan y las personas mayores se entregan”, cuenta García añade que es un gesto que lo hace de manera de desinteresada: “Son unas horas muy entrañables para todos.

El covid-19 paralizó demasiados encuentros durante el año pasado, entre ellos, este paseo bajo las luces que era un clásico todos los años. Sin embargo, no consiguieron separar del todo esa conexión entre los taxistas y los residentes de los geriátricos. “El año pasado nos encontramos que nos lo prohibieron, pero junto con los supervisores de los dos geriátricos, conseguimos ir allí. Les contamos historias, eso sí con la distancia y la mascarilla y les hicimos un regalito muy gracioso en recuerdo”.

Dentro de lo que cabe hicimos lo que pudimos·, cuenta el presidente de Teletaxi. No solo los conductores esperan ansiosos esas fechas, sino que son los propios ancianos quienes se muestran impacientes por el evento. “A veces voy a visitarlos”, narra García y prosigue: “Ya se ha convertido en un clásico. Muchas veces, a principios de noviembre ya hay muchos residentes preguntando si este año podrán ir”.  

Sin duda, tras un año donde el virus nos ha hecho añorarnos unos a los otros, algunos reencuentros se hacen con más cariño aún. El sector del taxi se entrega mucho en este gesto solidario para que los más mayores se ilusionen con la Navidad. “Cuando enviamos el comunicado, de enseguida se apuntaron más de 100 compañeros para prestar el servicio”.

La Voz del Sur

Últimas noticias

Call Now Button