Los mayores del rural gallego podrán optar a ayudas para desplazamientos en taxi

La nueva convocatoria municipal se abre hoy y mejora también las cuantías máximas

El Ayuntamiento de Santiago ha abierto la nueva convocatoria para la concesión de ayudas individuales para el uso del taxi como medio alternativo para personas con dificultades de movilidad, y lo ha hecho ampliando el colectivo beneficiario, las cuantías y los ingresos que definen estas. Puesta en marcha en el último trimestre del 2017, esta prestación estaba abierta hasta ahora únicamente a personas con déficit de movilidad y que presentasen serias dificultades para el uso del transporte colectivo municipal, así como a aquellas con discapacidad visual igual o superior al 75 %.

Pero desde hoy se amplía a las personas mayores sin discapacidad o con discapacidad reconocida, pero sin valoración de la dificultad de movilidad, y residentes en el rural. Se trata en este caso de mejorar sus condiciones de desplazamiento por las limitaciones derivadas de la menor frecuencia de líneas de transporte público en ese ámbito del municipio.

Aprobada por el pleno municipal de este mes, las solicitudes habrán de presentarse en los próximos 15 días hábiles, desde hoy, tras su publicación ayer en el Boletín Oficial de la Provincia.

Los beneficiarios deberán estar empadronados en Santiago, aunque, al contrario que en las ayudas del pasado año, los desplazamientos subvencionados con esta ayuda no habrán de limitarse al término municipal. En cuanto a las ayudas económicas para estos desplazamientos, las cuantías máximas se fijan ahora en 350, 250 y 150 euros, según sean los ingresos del interesado en relación con el Iprem (indicador público de renta de efectos múltiples). La ayuda se materializará en un pago único y para justificarla deberán presentarse las facturas correspondientes antes del 30 de noviembre de este año en el Rexistro Xeral del Ayuntamiento. Entran facturas desde el 1 de enero. Lo que no se implantará de momento es la tarjeta monedero demandada por la oposición en dicho pleno a instancias del PP. El nivel de introducción de la Administración electrónica aún no lo permite, según expuso Compostela Aberta en dicha sesión, en la que también justificó el escaso número de solicitudes del pasado año (solo tres) en la demora con que salió la convocatoria, que no se publicó hasta finales de septiembre. Entonces las solicitudes se pudieron presentar en un plazo de 30 días hábiles.

La Voz de Galicia

Últimas noticias

Call Now Button