Los taxistas asturianos denuncian que las aseguradoras les piden hasta 7.000 euros por los seguros

Los profesionales denuncian que las compañías piden cantidades muy elevadas por la póliza a todo riesgo o, directamente, no cubren su actividad. Advierten de que empieza a haber conductores parados porque no pueden asumir pagar semejantes cantidades o, directamente, porque no encuentran cobertura

Los taxistas asturianos han puesto el grito en el cielo ante un problema que afecta directamente a la viabilidad de su negocio. A un escenario inflacionista en el que gastos esenciales como el combustible se han disparado en los últimos años se le unen ahora los problemas que se encuentran para contratar un seguro para sus coches, especialmente en el caso de aquellos profesionales que comienzan su actividad o de los que renuevan su vehículo y han de hacer lo propio con su póliza.

Los taxistas critican que las compañías alegan que su actividad no les resulta rentable, ya que estadísticamente son más susceptibles de presentar partes por accidentes que un conductor estándar que, en circunstancias normales, no pasa varias horas al día al volante. En este sentido, denuncian las inasumibles cantidades que han de desembolsar para poder contar, si es que lo logran, con una cobertura completa, la cual en algunos casos llega a los 7.000 euros. Y se eleva aún más en el caso de aquellos conductores que optan por vehículos eléctricos.

Isaac Menéndez es el presidente de la cooperativa Radio Taxi Gijón. Lamenta que, actualmente, las aseguradoras «dicen que no quieren taxis o piden 5.000, 6.000 y hasta 7.000 euros» por la póliza a todo riesgo. «Yo tengo dos taxis parados por esto y hay una compañera que no encuentra seguro y ya llamó a todos», apunta. A esta profesional le ofrecen como única solución «pagar el Consorcio de Compensación de Seguros, que supuestamente es del Estado, pero son 4.000 euros y no tienes grúa ni seguro, solo la Responsabilidad Civil Obligatoria».

Asimismo, Menéndez resalta que las compañías aseguradoras «vehículos eléctricos no quieren ninguno». «Yo tengo una furgoneta eurotaxi y me han dicho desde la correduría que de momento no la cambie, porque si lo hago no me van a poder asegurar, ya que no quieren vehículos adaptados», asevera.

El presidente de la cooperativa Radio Taxi Gijón apunta que su vehículo de trabajo «tiene 7 años y cuando la compré pagué 800 euros a terceros… Ahora estoy abonando 2.900 euros sin pasar un solo parte y sin haber hecho nada». Y es que «ahora pagas entre 2.000 y 2.900 euros al año a terceros… yo tengo medio millón de kilómetros en la furgoneta y he de dar una calidad de servicio».

Este profesional indica que se les exige disponer de «vehículos adaptados y que sean eléctricos dentro de unos años, pero no nos aseguran». Apunta que esta situación también se está dando en coches patrulla de la policía, ambulancias y demás autos de servicios públicos, «lo único que ocurre es que no nos estamos dando cuenta porque lo pagamos entre todos».

Insiste en que el gremio del taxi no suele «tener un porcentaje alto de accidentes, porque siempre se va despacio y se conoce muy bien la ciudad», en referencia a una de las excusas que ponen las empresas del seguro para no asegurar o subir las pólizas al sector.

Tampoco cree que se sostenga la teoría de que la mayor tasa de accidentes de los vehículos de transporte con conductor (VTC) se encuentre detrás de este incremento. «A Uber, que te pueda asegurar más de 5 millones de vehículos en todo el mundo, ¿crees que les van a decir que no en una aseguradora?», se pregunta. En este sentido, considera que «sacan esa disculpa para estrujarnos a nosotros, nada más».

Desde el sector asturiano del taxi consideran que hay que «poner un tope a esto, porque no es normal», ya que «a este ritmo se llegará a los 10.000 euros anuales de cuota y la solución no es subir las tarifas».

La Voz de Asturias

Últimas noticias

Call Now Button