Los taxistas de Ceuta se solidarizan con el compañero atracado

Las unidades se han concentrado en la explanada del Chorrillo y hasta la central ha dejado de funcionar para respaldar a uno de los veteranos del taxi, Haddu Amar

En el gremio del taxi todos son familia, todos hacen uno y lo que le pasa al compañero termina afectando a los demás. Por eso este lunes, los profesionales del sector han parado en Ceuta en solidaridad con el compañero atracado en la noche del domingo.

Nada más conocer la noticia, se han unido en bloque y todas las unidades se han concentrado en la explanada del Chorrillo para protestar, de nuevo, por la inseguridad que sufren haciendo su trabajo.

Además, la central ha dejado de funcionar a las doce en punto durante el tiempo que ha durado esta concentración.

Todos son uno, y este lunes todos han sido la unidad 40, la del compañero que sigue en el hospital después del brutal atraco sufrido cuando estaba llevando a un cliente que resultó ser un delincuente que quería arrebatarle toda su recaudación. Lo que uno obtiene con su esfuerzo, otro quería llevárselo bajo amenaza, advirtiéndole de que portaba una pistola.

Ahora el atracador está detenido en las dependencias de la Policía Nacional y los taxistas han hecho piña para reclamar seguridad, apoyo, cobertura… porque en una de estas puede ocurrir algo gravísimo debido a lo expuesto que está este colectivo.

Al compañero se le tienen que realizar varias pruebas al objeto de determinar las lesiones internas que ha podido sufrir después de que el detenido forcejeara con él y le empujara por un terraplén.

Utman Jotar, presidente de la Asociación Unificada del Taxi, ha pedido en primer lugar “perdón” a la ciudadanía. “Lamentamos lo que esto está perjudicando a los usuarios, pero solo pedimos que se pongan en nuestra situación y es que nos hemos visto obligado a hacer este parón por nuestra seguridad”.

Además, ha tenido palabras de cariño y sobre todo ha pedido una “pronta” recuperación de su compañero, el del taxi número 40, Haddu Amar Layachi. “Se encuentra muy mal, en el hospital, con la mandíbula rota. No es justo lo que le ha pasado y solo pedimos a nuestro compañero, uno de los veteranos, que tenga una pronta recuperación”.

Para eso mismo, el taxi número 99 se va a encargar de recoger una recolecta entre todos los compañeros para que “encima” no esté perjudicado Amar Layachi.

Por último, el presidente de la Asociación ha reclamado más “seguridad” y ha exigido como llevan haciendo durante meses que se autorice a que puedan colocar cámaras de seguridad en los vehículos.

El Faro de Ceuta

Últimas noticias

Call Now Button